viernes, 3 de junio de 2016

Tarta de Queso de Bola con compota de fruta y salsa de caramelo


Esta tarta que se muestra ante vuestras pantallas, surgió en mi cabeza con el objetivo de participar en el último concurso organizado por Queso de Bola en su página de Facebook. Nos pedían una receta original, en la que se le diera "un nuevo uso" a este tipo de queso. Y a mí, con lo que me gusta la repostería, no pude evitar pensar en un cheesecake. (Vale, no es que me haya estrujado demasiado los sesos, pero nunca había visto ni probado ningún dulce elaborado con esta variedad de queso).




Recordé la tarta de queso tierno que publiqué hace un año, más o menos, y la tuneé para adaptarla al queso de bola holandés. Varié los ingredientes de la crema, le añadí una base de galletas María y le incorporé una buena cantidad de fruta en compota en su superficie. Por último, la rocié con mi salsa de caramelo preferida.



Sin ninguna duda, he mejorado la receta, y ha resultado un cheesecake brutal. Está riquísimo, y el interior súper cremoso. Una combinación de sabores espectacular. 

Os aseguro que ha sido mi mejor experimento repostero. Probadla, por favor, y me contáis qué tal. Ya veréis que tarta tan mega buena. Porque su sabor es a queso del de verdad, nada de cremas de untar insustanciosas con sabores rarunos. 




¡¡Espero que os guste!!

Tarta de queso de bola con compota de fruta y salsa de caramelo:
INGREDIENTES
- Para la base:
  • 200g de galleta María triturada
  • 60g de mantequilla fundida

- Para el relleno:
  • 250g de queso de bola finamente rallado
  • 5 huevos M
  • 1 yogur griego azucarado
  • 120g de leche condensada
  • 150g de chocolate blanco, fundido
  • 500g de leche entera

- Para la fruta:
  • 2 manzanas Golden
  • 2 peras
  • 100g de azúcar
  • 50g de mantequilla o margarina
  • 1 cucharadita de zumo de limón



PREPARACIÓN

  1. Comenzamos triturando las galletas en un robot de cocina. Las pasamos a un bol y las maezclamos con la mantequilla fundida. Cubrimos con la mezcla la base de un molde desmontable de 20 centímetros de diámetro y aplastamos bien para que quede uniforme. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 170ºC.
  3. Continuamos elaborarando el relleno de queso. Para ello, rallamos el queso de bola con la parte más fina del rallador. 
  4. Por otro lado, en un bol amplio, batimos ligeramente los huevos. Incorporamos el yogur y batimos. Agregamos la leche condensada, y volvemos a batir. Añadimos el chocolate blanco fundido y mezclamos muy bien. Por último, incorporamos el queso y mezclamos para que quede perfectamente repartido.
  5. Vertemos la preparación en el molde (cuya base hemos cubierto con la mezcla de galleta y mantequilla) y horneamos 45 minutos a 170ºC.
  6. Mientras se hornea, preparamos la fruta con la que cubriremos la superficie de la tarta. Para ello, calentamos en una cazuela la mantequilla (o margarina). Cuando se haya fundido, incorporamos el azúcar y el zumo de limón. Dejamos cocinar durante 5 minutos, removiendo frecuentemente.
  7. Pelamos las manzanas y las peras, las decorazonamos y las cortamos en gajos. Las añadimos a la cazuela y removemos para que se impregnen de la preparación. Dejamos que la fruta se cocine durante unos 18 minutos, removiendo de vez en cuando. Pasado este tiempo, la retiramos del fuego y la dejamos enfriar en un pequeño bol.
  8. Cuando la tarta se haya horneado, la dejamos enfriar fuera del horno durante toda la noche antes de desmoldarla. Al día siguiente, la servimos con la fruta por encima y la rociamos con salsa de caramelo o caramelo líquido.

¡¡Un besazo!!

1 comentario:

  1. Pase y siga mi blog en donde pone (participar en este sitio) pinche ahí: http://mibonitolugar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Analytics