domingo, 31 de marzo de 2013

Pastel vegetal, con brócoli, guisantes y zanahoria (Microondas)

Otras veces ya he comentado lo cómodo que me parece hornear en el microondas. El tiempo de cocción se acorta a la mitad, nos olvidamos de tener que limpiar el horno y evitamos olores en casa.

Así que hoy quiero compartir con vosotros una buena manera de comer unas verduras que no resultan demasiado atractivas, y cuya manera de cocinarlas se suele limitar a la mera cocción o gratinado, como es el caso del brócoli, un pastel de brócoli, guisantes y zanahorias.

Lo vi en la app "ELLE gourmet". Prácticamente la receta la he hecho tal cual la encontré, le cambié poca cosa. Espero que os guste.



INGREDIENTES

  • 1 brócoli (unos 400-500g)
  • 150g de guisantes congelados
  • 150g de zanahoria
  • 4 huevos
  • 100mL de nata líquida para cocinar
  • margarina (para el molde)
  • pan rallado (para el molde)
  • pimienta
  • sal


PREPARACIÓN
  1. Limpiar el brócoli y las zanahorias. Cortarlos en trozos.
  2. En una cazuela con un poco de agua con sal, hervir el brócoli, las zanahorias y los guisantes durante 5 minutos.
  3. Transcurrido este tiempo, escurrir bien las verduras.
  4. En un bol, batir los huevos con la nata. Salpimentar y añadir las verduras cocidas.
  5. Untar un molde rectangular de crital apto para microondas con margarina. Espolvorar con pan rallado, eliminando el exceso.
  6. Verter sobre él la mezcla de huevo y verdura.
  7. Introducir en el microondas y calentar durante 14 minutos a media potencia.
  8. Dejar enfriar antes de desmoldar. Servir frío.




¡¡Feliz Domingo!!

miércoles, 27 de marzo de 2013

Crujientes de Espinacas con Requesón (Thermomix)

Me encantan las recetas en las que hay que amasar y/o hacer formitas con la masa y rellenar. No suelo hacerlas mucho por falta de tiempo. Pero cuando tengo tiempo... preparo aperitivos como estos.



Como he dicho, la de hoy es una receta ideal para preparar con tiempo y tranquilidad. Perfecta para hacer estos días de fiesta en los que la lluvia está siendo y seguirá siendo la protagonista.

Os explico, se trata de unos triángulos de pasta brick, muy crujientes por fuera, y rellenos de una deliciosa mezcla de espinacas, pasas, piñones y requesón. Están hechos al horno, con lo que nos ahorramos la grasa que normalmente adquieren aperitivos de este tipo cuando se fríen en aceite. 

Además, creo que puede ser una buena manera de que aquellas personas que tengamos en casa a las que no les gusta mucho el verde, coman verdura (en este caso espinacas, que no suelen ser muy atractivas). Los piñones y las pasas le dan un sabor muy rico (los considero el mejor complemento para las espinacas), y el requesón enriquece y de consistencia al relleno.

Esta ha sido una adaptación de la receta de "Crujientes de espinacas con roquefort" de la revista "Thermomix Magazine" número 50. 


INGREDIENTES (para 24 unidades)

  • 100g de aceite de oliva virgen extra
  • 60g de pasas sultanas
  • 60g de piñones
  • 400g de hojas de espinacas frescas
  • un pellizco de sal
  • 150g de requesón
  • 1 paquete de pasta brick
  • margarina fundida (para pintar la masa)
  • 1 huevo batido (también para pintar)
  • semillas de sésamo negro (para decorar)



PREPARACIÓN
  1. Introducir en el vaso del Thermomix los 100g de aceite junto con las pasas y los piñones. Programar 4 minutos, Varoma, velocidad cuchara.
  2. Agregar poco a poco las espinacas y la sal. Programar 2 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Puede que, transcurrido el tiempo, no se rehoguen todas las espinacas por igual, con lo que será necesario remover con una espátula las espinacas y volver a programar otros dos minutos.
  3. Añadir el requesón desmenuzado y mezclar con la espátula. Volcar el contenido sobre un colador y escurrir el líquido.
  4. Precalentar el horno a 180ºC.
  5. Cortar la pasta brick en tiras de 5 ó 6 centímetros y pintarlas con margarina con la ayuda de un pincel. (En mi caso, la masa era redonda, por lo que tuve que recortar los bordes  para que tuviera forma cuadrada. Luego, corté las tiras). ---Si seguís leyendo, veréis lo que hice con esos recortes que, por supuesto, no los tiré---
  6. En el extremo de cada tira, poner una cucharada de la mezcla de espinacas rehogadas y requesón (¡que no esté muy llena, que si no se saldrá el relleno!), de modo que quede cubierto solo un ángulo de la tira.
  7. Doblar la masa en triángulos sobre sí misma hasta acabar con la tira. Repetir con el resto de masa y relleno.
  8. Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Pintarlos con huevo batido y espolvorearlos con semillas de sésamo.
  9. Hornear durante 10 minutos a 180ºC o hasta que estén bien doraditos y crujientes.




Después de haber llegado hasta aquí, tal y como os prometí, os enseño lo que hice con los recortes...



Lo sé, no es gran cosa, pero aproveché el relleno que sobró y los recortes de masa brick para hacer unos cuadraditos. =))

domingo, 24 de marzo de 2013

Pastel de Limón

Ignoro el motivo, pero últimamente es habitual ver "lemon pie", esa tarta de crema de limón y merengue, en las cartas de multitud de cafeterías y restaurantes. Pero como ya he comentado en otros posts, no soporto las cremas pasteleras y, por tanto, sus derivados (como es el caso de la crema de limón de esta famosa tarta). Así que, cada vez que leo "limón" o "lemon" en el título de algún postre, mi mirada salta directamente a la siguiente línea, se me hace inevitable.

Por ello, cuando llegó a mis manos el número 32 de la revista "Me gusta cocinar" y leí entre sus recetas la de "Pastel de limón", mi mirada hizo lo que ya es habitual: saltó a la siguiente receta (sin fijarme ni siquiera en la imagen). 

Sin embargo, en una segunda vuelta a la publicación, en lugar de leer el título, vi la foto. Pensé: "¡Menuda pinta!". A continuación, me fijé en el título: "Pues no parece que lleve crema, y además se ve bastante esponjosa", me dije. Leí los ingredientes y la preparación, y al día siguiente... ¡¡ya estaba con las manos en la masa!! Y nunca mejor dicho. La base se hace con galletas trituradas y mantequilla. Muy original, tratándose de una tarta o pastel de limón, cuando suele ser una base típica de tartas de queso. Pero lo que más me gustó fue su relleno: de leche condensada, huevos y limón. Tiene una esponjosidad que hace que al comer un trocito, éste prácticamente se deshaga en la boca. Tal esponjosidad se consigue con claras de huevo montadas a punto de nieve, creo que contándoos esto os podréis hacer una idea de su textura.

A continuación, os digo cómo he hecho la receta de "Pastel de limón" que encontré en "Me gusta cocinar", número 32. Le he variado pocas cosas, pero, como es habitual, la tuve que adaptar a mi gusto. 




INGREDIENTES

- Para la base:

  • 38 galletas María
  • 65g de margarina
  • un chorrito de leche entera
- Para el relleno:
  • 370g de leche condensada (un bote pequeño)
  • 2 limones
  • 4 huevos grandes
  • azúcar glas
- Para decorar:
  • rodajas de limón



PREPARACIÓN
  1. Triturar las galletas con la batidora eléctrica y un chorrito de leche.
  2. Fundir la margarina en el microondas y agregar a las galletas trituradas. Mezclarlo todo bien hasta que la margarina esté bien integrada.
  3. Extender esta preparación sobre un molde redondo desmontable de 23 centímetros de diámetro untando con margarina. Dejar enfriar en la nevera.
  4. Mientras, lavar los limones y rallarles la piel. A continuación, exprimirles el zumo. Reservar.
  5. Separar las yemas de las claras de huevo. En un bol grande, batir las yemas con la leche condensada. Añadir el zumo de limón y la ralladura. Volver a mezclar.
  6. Por otra parte, batir las claras a punto de nieve bien firme. Unirlas a la crema anterior con la ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes.
  7. Sacar el molde del frigorífico y verter sobre él la mezcla.
  8. Espolvorear la masa con azúcar glas e introducir en el horno a 180ºC durante 30 minutos, aproximadamente.
  9. Una vez cuajado, retirar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar. Servir decorado con rodajas de limón.


¿Veis lo esponjoso que está por dentro?






sábado, 23 de marzo de 2013

"Díselo con Chocolate", de Nestlé

Mi blog fue recientemente seleccionado para un proyecto muy dulce: "Díselo con chocolate", de Nestlé. Y diréis, ¿qué es esto de "díselo con chocolate"? Pues bien, se trata de la última idea de Nestlé para personalizar la clásica Caja Roja. Hacerla a nuestro gusto o al gusto de esa persona tan especial a la que queremos sorprender o felicitar. Permite elegir el envoltorio y nuestros bombones preferidos siguiendo unos sencillos pasos. 



A través de la web diseloconchocolate.es es posible elegir, en primer lugar, la caja: se puede optar o bien por la clásica bandeja con bombones surtidos o bien a granel -y añadir los que más nos gusten-. Yo me quedé con esta segunda opción. Permite combinar hasta 9 variedades distintas de bombones. Lógicamente yo cogí mis preferidos: de chocolate negro, de naranja y chocolate, y de praliné . En total, ¡¡40 bombones de los que más me gustan!!  (mmm... todos riquísmos, para chuparse los dedos... y es que según lo estoy escribiendo me están dando unas ganas de ir a por uno...)






Bombón mousse praliné

Bombón orange délice

 Bombón mousse noir

Bombón noir


Tengo que reconocer que el de naranja y chocolate es mi debilidad...



Una vez elegidos los bombones y la caja, ¡¡toca empezar a decorar!!

Comenzamos por el exterior. Entre una inmensa variedad de bandas laterales, escoges la que más te guste o vaya más acorde con el motivo por el que se regalan estos bombones (aniversarios, cumpleaños, graduaciones, etc.). Como veréis yo me quedé con este juvenil diseño de círculos concéntricos en rosa y rojo. 






A continuación, el interior. Ahora, si se desea, es posible incluir, junto con la caja, un mensaje (este paso me lo salté, iban a ser todos para mí, ji, ji, ji ---risa malvada---). Después,  es posible escoger un móvil, como el que veis en la imagen, de flores, o bien un corazón. Así, nada más abrir la caja, te encuentras con un gracioso complemento. Un pequeño detalle que te saca una sonrisa.




¡¡A envolver!! Lo último ya es el envoltorio. Y, de nuevo, Nestlé nos ofrece la posibilidad de optar entre varios envoltorios. Yo me quedé con la opción del envoltorio de celofán con un lazo lateral. Muy bonito.





Upps!! Otra cosa más. ¿Os habéis fijado en la nota? Tiene mi nombre, otro detalle que engrandece a este regalo.




Espero que os haya gustado esta nueva y original idea de Nestlé, que ofrece la posibilidad de customizar su clásica Caja Roja y hacer así un regalo muy especial (y personal) a un ser querido o, por qué no, a uno mismo. 





Tengo que deciros que lo que más me ha gustado de "Díselo con chocolate" ha sido el poder elegir los bombones que más nos gustan. No creo que yo sea la única a la que alguna vez le han regalado una caja de bombones y algún que otro bombón se iba quedando cada vez más solo y abandonado en la caja, hasta que al final llegaba alguien a casa a quien se lo podía endosar.  

Otra cosa que me ha gustado mucho ha sido el funcionamiento de la web. Es muy cómodo ir viendo cómo va quedando la caja a medida que vas eligiendo los distintos contenidos y diseños.




Así, por todo lo que os he comentado, os recomiendo encarecidamente que le echéis una ojeada a la web diseloconchocolate.es y veáis todas las posibilidades que ofrece. Merece la pena hacer una regalo así.



jueves, 14 de marzo de 2013

Bizcocho integral de Miel y Frutos Secos

Hasta ahora, el bizcocho más rico que he comido es el que hace un tiempo compartí aquí con vosotros, el bizcocho de nueces y miel. Quedó con una textura y un sabor geniales. Como nos gustó tanto, lo volví a hacer, y lo volví a hacer, y lo volví a hacer, hasta el día en que decidí variar un poco la receta. Le añadí un poco más de esto, otro poco más de aquello, cambié el tipo de harina... y el resultado este otro bizcocho también exquisito. Por eso he decidido compartirlo con todos los que me seguís.

Por cierto, veréis que lo decoré con unos copitos de nieve de azúcar. Sí, sé que el invierno está dando sus últimas bocanadas, pero tenía que utilizarlos. Y es que llevaban ya unos cuantos mesecitos muertos de risa en el armario de la cocina y me daban penita. Si es que son tan monos... Además, ayer fue la ocasión ideal para sacarlos porque... ¡¡¡Salamanca amaneció nevada!!!, aunque cuando quise salir de casa... la nieve ya estaba deshecha... =((

Pues nada, he aquí el bizcocho más integral y más rico que nunca antes había comido. Además, lleva pasas, nueces, avellanas y más miel que el otro.

¿Veis lo jugoso que está por dentro?    ñam, ñam, ñam...



INGREDIENTES
  • 250g de harina integral de trigo
  • 125g de salvado de trigo
  • 6 cucharadas de copos de avena
  • 2 huevos
  • 200g de margarina a temperatura ambiente (y un poco más para engrasar el molde)
  • 200g de azúcar blanco
  • 1 vaso de leche entera
  • 6 cucharadas soperas de miel mil flores
  • 70g de nueces picadas de forma gruesa
  • 50g de pasas
  • 20g de avellanas (partidas por la mitad)
  • 1 sobre de levadura química en polvo
 - Para decorar:
  • Azúcar moreno
  • Copos de avena
  • Grosellas
  • Azúcar glas y...
  • Copos de nieve de azúcar!!




PREPARACIÓN
  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. En un bol grande, batir 100g de margarina y 100g de azúcar hasta obtener una mezcla cremosa. A continuación, añadir los otros 100g de margarina y de azúcar, y volver a batirlo del mismo modo.
  3. Agregar los huevos batidos de uno en uno, mezclando bien entre uno y otro.
  4. Verter el vaso de leche y remover.
  5. Añadir las seis cucharadas de miel y los frutos secos (las nueces, las pasas y las avellanas). Mezclar bien.
  6. Agregar la harina integral, el salvado de trigo y seis cucharadas de copos de avena. Volver a mezclarlo todo.
  7. En un molde engrasado con margarina, verter la mezcla anterior. Espolvorear por encima de la preparación un poco de azúcar moreno y unos cuantos copos de avena.
  8. Introducir en el horno a 180ºC durante unos 40 minutos.
  9. Dejar enfriar antes de desmoldar. Decorar con azúcar glas y unas grosellas.

El azúcar moreno hace que la superficie quede muy crujiente. Delicioso!!



Así está de blandito su interior:




miércoles, 6 de marzo de 2013

Pastel dúo de Espárragos y ¡¡¡mi tercer premio!!!

Y sigo horneando... y continúo con verduras, pero en este caso os traigo un plato un poquito más especial: un pastel bicolor de espárragos. Digo lo de que es "más especial" porque queda genial para prepararlo con antelación de cara a una cena o comida con invitados.

Os cuento esto porque en mi casa desde siempre ha sido habitual preparar un mousse de espárragos (un pastel rapidísimo, super rico y que queda maravillosamente bien presentado) para cuando iba a acudir algún invitado a casa a comer o a cenar. Pero de eso, como os digo hace mucho tiempo. Y hay que renovarse. Así que buscando por la red, dí con la web de Nestlé, en ella hay multitud de recetas para preparar con sus productos. Y encontré la de "Pastel frío de espárragos". Principalmente lo que más me llamó la atención fue su colorido: acostumbrada a la blancura del ya clásico en mi casa mousse de espárragos, ver otro hecho casi con los mismos ingredientes, pero en dos tonos, me pareció de lo más original. Así que, tras comprobar que tenía en mi poder todo lo necesario, no lo dudé: me metí en la cocina y... tachán:



¿Qué os parece?

A continuación, os cuento cómo lo he hecho:


INGREDIENTES
  • Un bote de 350g de espárragos verdes
  • 1 lata de aproximadamente 500g de espárragos blancos
  • 410mL de leche evaporada
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharada de harina fina de maíz
  • margarina
  • pimienta blanca recién molida


PREPARACIÓN
  1. Batir con ayuda de la batidora eléctrica la leche evaporada y los huevos. Añadir la harina de maíz y unas vueltas de pimienta blanca.
  2. Escurrir, por separado, los espárragos verdes y blancos.
  3. Repartir en dos boles la mezcla de leche y huevos. A continuación, en uno de los boles añadir los espárragos blancos previamente escurridos. Triturar y reservar.
  4. Por otro lado, en el otro bol triturar los espárragos verdes. Reservar.
  5. Engrasar con margarina un molde alargado de silicona y verter la mezcla de espárragos blancos.
  6. Introducir en el horno al baño María durante 5 minutos a 190ºC.
  7. Transcurrido este tiempo, verter con cuidado sobre la mezcla banca la mezcla de espárragos verdes. Seguir horneando el pastel durante 45 minutos más al baño maría.
  8. Cuando esté cuajado. Dejarlo enfriar y desmoldarlo. Servir frío acompañado de mahonesa ligera.





Pero la entrada de hoy no se acaba aquí. Todavía hay más. Como veréis la receta de hoy se elabora con harina de maíz, la cual hace de este pastel un plato apto para personas celíacas. Pues bien, la semana pasada el blog Los fogones del celíaco me concedió mi tercer premio, con el que estoy encantada. Fue una grata sorpresa que me lo concediera, pues hacía mucho tiempo que ningún blog me otorgaba uno. Así que, aunque ya se lo he indicado en su post, se lo vuelvo a decir por aquí: Muchas gracias "Los fogones del celíaco". Un blog, por cierto, muy recomendable, donde encontraréis recetas la mar de interesantes y originales como este pastel de zanahoria y arándanos. Y he aquí mi nuevo premio:

¡¡Muchas gracias!!



Para recibirlo tengo que concedérselo a otros 11 blogs que tengan menos de 200 seguidores. Así que los blogs que he elegido son... (redoble de tambores...)



Enhorabuena a todos!!


También tengo que responder a las siguientes 11 preguntas:
  1. Ciudad a donde desees ir: Londres
  2. ¿Dulce o salado? Dulce
  3. ¿Un ingrediente que nunca falte en tu cocina? Vainilla (de la buena)
  4. ¿El producto con el que serías incapaz de cocinar y nunca pondrías en una receta? Crema pastelera (sí, se que tengo algunas recetas en el blog con crema pastelera, pero os prometo que yo no lo comí).
  5. Restaurante favorito: Pues, la verdad, no soy mucho de ir a restaurantes. Prefiero una cena tranquila en casa.
  6. Película favorita: Son dos: "La vida es bella" y "El pianista". Cada vez que las voy a ver digo, "no, Elena que luego lloras", y al final no me puedo resistir, es que están muy bien hechas.
  7. El recuerdo culinario de tu infancia es... La tarta de galletas con chocolate (ñam, ñam).
  8. ¿Con qué receta sorprenderías a tu pareja en una cena romántica? Con algún postre con chocolate =))
  9. Además de la cocina y el buen comer, otro hobby que llene tu tiempo libre... Leer revistas de moda y salir de compras.
  10. ¿Playa y sus paellitas, o montaña y sus chuletones y guisos? Aunque salmantina de nacimiento, tengo unas raíces mediterráneas que me tiran más que la meseta. Así que me quedo con la playa y una deliciosa paella.
  11. Plan perfecto para un día de fiesta. Depende de qué fiesta. Pero si se trata de un día en el que no haya que ir a clase ni a trabajar, mi plan perfecto: descansar y poner mi cerebro en "stand by".

Y proponer a los 11 blogs a los que les he concedido el premio 11 nuevas preguntas. Son las siguientes:
  1. Un plato perfecto para días de fiesta.
  2. El mayor fracaso en tu cocina es...
  3. Y el mayor éxito...
  4. ¿Qué condimento no puede faltar en tu cocina?
  5. El peor plato que hayas comido.
  6. Tu libro favorito es...
  7. ¿Cuántos libros de cocina tienes?
  8. ¿Prefieres cocinar siguiendo recetas que ya han sido previamente elaboradas o te gusta más inventar tus propias recetas?
  9. ¿A quién le toca probar las nuevas recetas?
  10. Un grupo, cantante o canción.
  11. ¿Cuál es para ti el mejor lugar para perderse?

Analytics