jueves, 9 de enero de 2020

Kerstkransjes (galletas navideñas de los Países Bajos)


Para variar, llego a destiempo con la última recetuqui navideña que os tenía preparada. Perdonadme, pero la recta final de las navidades ha sido una auténtica locura en la pastelería. Tartas, pasteles y, para rematar, decenas de roscones han salido de mi pequeño obrador durante estas últimas semanas. No puedo estar más agradecida a mis clientes, que son quienes permiten que pueda trabajar en aquello que más me gusta: la repostería. Gracias a todos. 

Y después de este enésimo agradecimiento, vuelvo a la receta. 



Como habéis leído en el título: un dulce navideño típico de los Países Bajos. Unas galletitas de nombre impronunciable para mí, pero súper crujientes y con un sabor exquisito: caramelo y frutos secos. Imaginaos qué delicia. Bueno, mejor no. Hacedlas y probadlas vosotros mismos, y luego me contáis. Y es que la masa, después del horneado, se torna caramelizada. Lo cual, unido al toque de las almendras tostadas de la superficie, convierten unas pastitas muy sencillas en un dignísimo manjar de dioses. 

Las kerstkransjes se caracterizan por su forma de corona y se suelen colgar de las ramitas del árbol de Navidad (por cierto, aún no he quitado el mío, me da una pena inmensa este menester, sniff, sniff...)


No me enrollo más, y os dejo con la receta. Y os vuelvo a recomendar que las probéis, que aunque las navidades las hayamos finiquitado, tener unas galletitas caseras para el desayuno o la merienda siempre es un acierto y, si os gustan (que estoy segura de que sí), las repetís (ya sí que sí) el año que viene, y decoráis con ellas el árbol o, mejor, las degustáis entre toda la familia.



Kerstkransjes (galletas navideñas de los Países Bajos)
Receta adaptada de Honest Cooking

INGREDIENTES (para unas 12 unidades)
  • 100g de harina 
  • 1/8 de levadura química en polvo
  • 50g de azúcar blanquilla (y un poquito más para espolvorear sobre cada galleta)
  • pizca de sal
  • 1/8 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 83g de mantequilla, fría, en dados
  • 1 huevo M (separada la clara de la yema)
  • 40g de amendras enteras crudas, cortadas en granillo


PREPARACIÓN
  1. Mezclamos la harina, la levadura, la sal y el azúcar.
  2. Añadimos la mantequilla en cubos y formamos migas gruesas amasando con las puntas de los dedos.
  3. Incorporamos la yema de huevo y la vainilla, y mezclamos hasta que se integre por toda la masa.
  4. Formamos un bloque, filmamos y llevamos a la nevera, mínimo 1-2 horas).
  5. Precalentamos el horno a 170ºC y cubrimos una bandeja con papel vegetal.
  6. Cuando la masa esté bien fría, la estiramos con la ayuda de un rodillo entre dos papeles de horno. Y les daremos un grosor de unos tres milímetros, aproximadamente. Recortamos con la ayuda de un cortador circular de unos 6-8 cm de diámetro y, para el círculo interior, con la parte de atrás de una boquilla. Colocamos sobre la bandeja de horno cada galletita.
  7. Pincelamos ligeramente la superficie de cada una con la clara de huevo, espolvoreamos la almendra y, por último, un poquito de azúcar blanquilla.
  8. Horneamos 15-20 minutos a 170ºC o hasta que estén doraditas y se hayan caramelizado por los bordes. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics