lunes, 4 de noviembre de 2019

Bundt cake salado de queso Idiazábal, manzana y nueces


Si me descuido un poco más, no llego a tiempo. La idea de preparar este bundt lleva rondando en mi cabeza desde que en el Instagram de Claudia&Julia, allá por mediados de octubre, anunciaron que sortearían un molde Nordic Ware entre todos los que participaran en su nuevo reto: llenar la red de bizcochos deliciosos y preciosos para celebrar el Día Internacional del Bundt. Entre el lío pastelero de mi día a día y la reforma del local, casi se me pasa el plazo sin prepararlo.

A algo más de una semana de que termine (si a alguien le interesa, aún estáis a tiempo de participar hasta el 14 de noviembre; tenéis toda la información y las bases en el perfil de Instagram de Claudia&Julia), ya estoy por aquí con mi pastel(azo). En esta ocasión, me he decantado por una receta salada, que me apetecía especialmente: un bizcocho salado elaborado con queso Idiazábal, manzana, nueces y una compota de manzana hiper sencilla, cuya receta también tenéis unas líneas más abajo. 


Y digo que me apetecía muy mucho porque si lo horneaba, tendría que comprar una cuñita de Idiazábal, el cual, por si aún no os lo he dicho en alguna que otra ocasión (a estas alturas, seguro que sí) es uno de mis queso más favoritos de entre mis quesos favoritos del mundo. Me encanta, pero lo como con mesura; a veces, demasiada, por eso de que es un poco curado y graso. Aquí donde me veis, soy una gordópila y me cuesta la vida comer solo un trocito, así que lo que ingiriera de más se quedaría para los restos instalado en mi culo. Así que, para evitar tentaciones, lo compro solo en contadas ocasiones. Como esta. Una ocasión fantástica porque el resultado ha sido un bizcocho salado formidable: jugoso, esponjoso y con una combinación de sabores estupenda. Además, como no es excesivamente salado, ya que la manzana y la compota contrarrestan la intensidad del Idiazábal, se convierte en un pastel ideal para una merienda, como tentempié a media mañana o incluso para el desayuno. Si en alguna de estas ocasiones nos entra mono de bizcocho, podemos perfectamente recurrir a un pastel de este tipo, y no ingeriríamos nada de azúcar refinado. 


Os digo esto porque resulta tan esponjoso que nadie se daría cuenta de que no contiene azúcar hasta que lo probara; y aún así, seguro que habría alguien que diría que sí lo lleva. Y es que la miga es pura ternura. Tenéis que probarlo. 


No me enrollo más y os dejo con la receta, que estoy segura de que más de uno ya estará deseando ponerse manos a la obra. Por mi parte, voy a subir a Instagram la fotunga de este bundt cake con el hashtag para el sorteo, a ver si con un poco (bastante) de suerte decoro las paredes de mi renovado obrador con el que se convertiría en mi primer molde Nordic Ware. ¿¡Os podéis creer que todavía no tengo ni uno!?

P.D.: A quien corresponda: se avecinan mi cumple, Navidades, Reyes... Yo ahí lo dejo... 



Y ahora sí, la receta:

Bundt cake salado de queso Idiazábal, manzana y nueces:

INGREDIENTES (para un molde tipo bundt cake mediano, de unos 18cm de diámetro la parte ancha)

- Para la masa del bundt cake:
(Receta adaptada de Patty's Cake)

  • 3 huevos M
  • 75g de aceite de oliva virgen extra
  • 75g de leche entera
  • 150g de harina
  • 12g de levadura química en polvo
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Una pizca de mezcla de pimientas recién molida
  • 75g de queso Idiazábal rallado
  • 150g de manzana tipo Golden cortada en daditos, con piel
  • 40g de nueces picadas

- Para la compota de manzana:

  • 2 manzanas Golden
  • El zumo de media naranja
  • 1/2 cucharada de miel de flores
  • Pizca de canela


PREPARACIÓN

- Para la masa del bundt cake:
  1. Precalentamos el horno a 175ºC.
  2. En un cuenco mediano, batimos los huevos con el aceite de oliva y la leche.
  3. Por otro lado, en un bol amplio, tamizamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos la pimienta y el queso rallado. Mezclamos. Hacemos un volcán en el centro, y vertemos dentro un tercio de la mezcla de ingredientes líquidos. Batimos con varillas manuales hasta que se integre. A continuación, vertemos el resto y volvemos a batir hasta obtener una mezcla sin grumos de harina
  4. Integramos la manzana y las nueces. 
  5. Vertemos la masa en el molde perfectamente engrasado y enharinado, y horneamos 35-40 minutos a 175ºC. Dejamos enfriar antes de desmoldar.
- Para la compota de manzana:
  1. Mientras se hornea el bizcocho, preparamos la compota de manzana en el microondas. Para ello, sobre una fuente o bol aptos para el microondas exprimimos el zumo de naranja. 
  2. Pelamos y descorazonamos dos manzanas Golden. Las cortamos en octavos, y cada octavo, por la mitad a lo ancho. A medida que las cortamos, las depositamos sobre la fuente con el zumo. 
  3. Añadimos media cucharada de miel, removemos e introducimos en el microondas 5 minutos y medio al máximo de potencia. Pasado este tiempo, removemos para repartir el calor, y volvemos a programar 5 minutos y medio a potencia máxima. Removemos.
  4. A continuación, espolvoreamos canela a nuestro gusto y, con la ayuda de un tenedor, chafamos la manzana hasta hacerla puré. Reservamos y conservamos dentro de la nevera
Una vez frío el bizcocho, lo servimos con la compota de manzana y unas pocas nueces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics