lunes, 30 de septiembre de 2019

Muffins salados de beicon y manzana


Llevo la friolera de todo el mes para subir esta receta al blog. Y aunque tengo en la recámara unas cuantas elaboraciones dulceras que os van a fascinar, me he prometido que de hoy no podía pasar. Me siento frente al ordenador el último día de septiembre para compartir con todos vosotros una de las recetas más sencillas pero a le vez más resultonas que tenemos en el mundo pastelero: los muffins.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Bizcocho de calabacín con nueces y chocolate


Me temo que las recetas saladas que tengo fotografiadas van a tener que esperar un poquito más dentro de la tarjeta de memoria. Últimamente siempre acabo preparando alguna elaboración dulce súper interesante que merece un hueco de manera inmediata en el blog. Si la semana pasada no me pude resistir a tener entre manos la receta de la cheesecake de leche condensada y no compartirla por aquí, en esta ocasión le ha tocado el turno a este jugoso, esponjoso y tiernísimo bizcocho de calabacín.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Cheesecake de leche condensada y piña


Se me empiezan a acumular las recetas. En serio, vuelvo a aquellos tiempos blogueriles en los que tenía hasta más de media docena de recetas a la cola, pendientes de publicar. Y me encanta. Adoro esta sensación, de verdad. Lo he dicho en alguna que otra ocasión: haber retomado el blog es una de las mejores cosas que he podido hacer después, claro está, de haber abierto la pastelería, que ese es el PROYECTAZO con mayúsculas de mi vida.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Barritas de limón y coco


Uno de mis ingredientes favoritos en repostería es, después de almendra, el coco. Adoro su sabor, su aroma, así como la jugosidad y frescura que aporta a las masas. Además, combina súper bien con un montonazo de ingredientes. Da muchísimo juego. Lo adoro. Me fascina. Se lo añadiría a prácticamente todo. En serio, va bien con frutas como el plátano, la piña o el melocotón, entre otros muchos que si me pongo a enumerar terminaría de redactar el post mañana. Es uno de los mejores complementos para el chocolate, ya sea negro, blanco o con leche. Y, entre otras mil y una virtudes, casa divinamente con la zanahoria, así como con toooodos los cítricos que se nos ocurran. 

¿Se nota que me entusiasma, verdad?

lunes, 2 de septiembre de 2019

Bizcocho de leche condensada con un toque cítrico, el más fácil del mundo


Cada mañana, mientras desayuno, me dedico a echar un vistazo al móvil: reviso mails, whatsapps, mensajes privados o en publicaciones tanto en Instagram como en Facebook..., y una vez que he hecho esto, si es fin de semana (en mi caso, entiéndase domingo y lunes), publico la foto de una tarta bonita para desear un feliz día a quienes siempre estáis ahí detrás apoyándome, ya sea de forma física o virtual. Pues bien, esta mañana, mientras redactaba el susodicho post, he sido verdaderamente consciente de que estamos a dos de septiembre, de que el verano se ha esfumado, de que en nada estaremos con la mente en Navidad y de que en menos de quince días volveré a nadar en la piscina climatizada con su horario habitual y, en consecuencia, la tienda la volveré a abrir en horario de mañana y tarde.

Analytics