lunes, 15 de julio de 2019

Muffins de rúcula, queso y pasas


Cuando una persona súper especial te regala una rúcula súper especial cultivada en su huerto, solo puede surgir un plato fabuloso con ella. Una receta que me parece perfecta para esta época del año. Ya veréis...



Como os anunciaba ayer por Instagram, hoy no podía dejar pasar la ocasión de enseñaros una de las recetas que más me ha gustado de todas las que he probado a lo largo de este verano: unos muffins salados muy deli. 


No es la primera vez que preparo unos muffins que no son dulces, pero estos me han gustado especialmente. Lo primero porque su sabor es genial (¿cómo iban a salir mal con una rúcula tan fastástica?), aunque confieso que quizá pequé de comedida, y les hubiera venido de perlas unas cuantas hojas más de rúcula. Añadidle a la preparación unos 10-20g más que yo, siempre que no tengáis en casa a una persona como mi madre, que no es muy fan de los sabores un poquito intensos. Por otra parte, con lo que me gusta a mí incorporar pasas, semillas y frutos secos varios a todo lo que preparo (véase cualquier receta de ensaladas o quiches de este blog), no pude evitar agregarle a la masa un buen puñado de sultanas. Y, para mi gusto, fue un acierto rotundo. Me encanta la combinación del dulzor de las pasas con el punto salado del queso y la intensidad de la rúcula. Ñam!!


Y el segundo motivo por el que estos muffins me han encantado ha sido por su textura. Quedan hiper-mega esponjosos y tiernos. De hecho, en las fotos he tratado por todos los medios de captar esa miga tan blandita, alveolada y jugosa. 

En conjunto, me parece una receta súper veraniega y mediterránea, ideal para esta época en la que nos encontramos. Una opción bastante aconsejable para un picoteo en la playa o la pisci. Os la recomiendo encarecidamente.



Espero que os gusten estos muffins y, como siempre, espero vuestros comentarios.

Muffins de rúcula. queso y pasas:
Receta adaptada de Dit i Fet

INGREDIENTES (para 5 muffins grandotes):
  • 2 huevos M
  • 66mL de leche entera
  • 53mL de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • 133g de harina
  • 66g de queso emmental recién rallado
  • 10g de levadura química en polvo
  • 30g de rúcula, bien lavada y picada (como os he comentado en el post, si os gusta un sabor más intenso a rúcula, podéis agregarle hasta unos 20g más)
  • 30g de pasas sultanas
  • Almendras crudas enteras (unas 2-3 unidades para cada muffin), cortadas a lo largo en forma de granillo

PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Comenzamos batiendo ligeramente en un bol los huevos, la leche, el aceite, un buen pellizco de sal y unas dos o tres vueltas de pimienta recién molida.
  3. Por otro lado, en un bol aparte, tamizamos la harina con la levadura, y mezclamos con el queso rallado.
  4. Vertemos la mezcla de ingredientes líquidos sobre la mezcla de ingredientes secos, y con la ayuda de unas varillas, vamos removiendo con suavidad hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. 
  5. Por último, incorporamos la rúcula y las pasas. Integramos hasta que se hayan repartido por toda la masa. 
  6. Repartimos la mezcla entre cinco cápsulas de muffins, espolvoreamos la almendra y horneamos durante 25 minutos a 180ºC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics