miércoles, 20 de septiembre de 2017

Barritas de avena y espelta con frutos secos


Si en el post que le dediqué a las galletas crujientes de avena y arándanos os decía que hornear mis propias cookies se había convertido en un hábito, que ahora siempre siento la imperiosa necesidad de tener a mi disposición unas buenas galletas elaboradas con ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes, hechas con los ingredientes que más me gustan o apetecen en cada momento, poder contar con mis propias barritas de avena no es menos. Para no abusar de la mantequilla y de tanto azúcar en el desayuno, de vez en cuando, sustituyo mis galletas caseras por barritas integrales endulzadas con miel, sirope de agave, sirope de arce o con una cantidad muy reducida de azúcar refinado.


Al igual que las galletas, se conservan súper bien durante un par de semanas, incluso más tiempo si no contienen huevo, como estas que hoy comparto con vosotros. Es por esto que son otro de mis imprescindibles, uno de los dulces que pocas veces faltan en mi cocina. 



Ya que he empezado hablándoos de mi querencia por las cookies caseras, precisamente la receta de hoy es una mezcla entre barritas de avena y galletas integrales. Una combinación de harina de espelta, copos de avena y miel que da como resultado un dulce riquísimo, cero empalagoso y muy saludable, con una textura algo distinta a la que estamos acostumbrados cuando pensamos en este tipo de snacks, que suelen ser un poco pegajosos. Como os decía unas líneas más arriba, son más parecidas a una galleta integral con pedacitos de frutos secos que a una barrita de avena y miel propiamente dicha. Sin embargo, igualmente apetecibles. 



¡¡Tenéis que probarlas para comprobar lo irresistibles que son!! ¡¡Yo no puedo evitar comer dos cada vez que meto la mano dentro de la caja donde las tengo guardadas!! ^_^


Barritas de avena y espelta con frutos secos:
Receta adaptada de "I Love Dessert But Not Sugar, Wheat, Milk, Gluten, Corn, Soy, Unhelathy Fat..."

INGREDIENTES (para 16 barritas):

  • 160g de harina de espelta
  • 55g de copos de avena
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • 60g de miel de flores
  • 30mL de agua
  • 62mL de aceite de girasol
  • 20g de pasas
  • 25g de nueces, picadas
  • 15g de almendras tostadas, con piel, picadas


PREPARACIÓN

  1. Precalentamos el horno a 175ºC y cubrimos la base y las paredes de un molde rectangular (el mío, de 24 x 18cm) con papel vegetal.
  2. En un bol amplio, mezclamos la harina de espelta, la avena, el bicarbonato y la sal. 
  3. Por otra parte, combinamos la miel con el agua. Agregamos el aceite e integramos. Vertemos esta mezcla de ingredientes líquidos sobre la de ingredientes secos. Lo mezclamos todo.
  4. En último lugar, incorporamos las pasas y los frutos secos. Removemos todo, de nuevo, para que se reparta por la masa.
  5. Vertemos la preparación sobre el molde y horneamos 20-25 minutos a 175ºC. Hay que tener cuidado de que no se horneen demasiado, ya que si se secan en exceso, podrían quedar duras.
  6. Una vez horneadas, dejamos la masa enfriar durante unos 15-20 minutos en el molde. Pasado este tiempo de templado, cortamos barritas con la ayuda de un cuchillo afilado (es importante cortarlas en este momento, ya que si esperamos más tiempo, la masa habrá endurecido y nos resultaría mucho más complicado dividirlas).


¡¡Un besazo!!

1 comentario:

  1. Ricas y energéticas, los ingredientes sanos y naturales y el aspecto estupendo, tienen que estar buenísimas.
    Un abrazo
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar

Analytics