martes, 4 de abril de 2017

Tarta Lady Baltimore


Merengue. Mucho merengue italiano. Y frutas deshidratadas. Muchas frutas deshidratadas empapadas en ron. Son parte de los ingredientes de la tarta Lady Baltimore. Una elaboración originaria del sur de los Estados Unidos. Y que está exquisita. 

Mejor, mucho más que eso.

Extraordinaria. 

Magnífica. 

Suprema. 

Excelente. 

Soberbia. 

Maravillosa.




Por su agradable y sorprendente sabor, su suave textura, y por ser tan bonita -con esa blancura nívea del merengue- no es de extrañar que se haya ganado una enorme popularidad entre los pasteles de boda o cumpleaños preferidos por los estadounidenses. Aunque, como suele pasar con buena parte de los dulces tradicionales tanto de dentro como de fuera de nuestras fronteras, existen varias teorías acerca de su origen. Lo que sí sabemos con seguridad es que a principios del siglo XX, ya se tenía sobrada constancia de ella. Y es que en el año 1907 apareció su receta publicada en varios periódicos, como The Washington Times, The Columbus Journal o The Pennsylvania's Daily Gazette  and Bulletin



La receta primigenia era muy similar a la que conocemos hoy en día: dos ligeros bizcochos elaborados con claras de huevo, un merengue italiano y un relleno de pasas y frutos secos. A diferencia de la actual, no contenía ningún tipo de licor.

Aquí os dejo una captura de pantalla de una de las publicaciones que recogieron esta receta en el año 1906. Esta es del Columbus Journal. (Soy muy friki!!!)



En mi caso, he remojado todas las frutas deshidratadas del relleno en ron durante toda una noche. Otro cambio en mi versión, obvio, nada más echar un vistazo a las fotos, es el color del merengue. No he podido resistirme a sopletear toda la superficie del pastel, y obtener una tarta bien doradita. Blanca estaba muy bonita, pero sucumbí a la tentación de agarrar el soplete, "colorearla" y sentirme una profesional de la pastelería ^_^.





Tarta Lady Baltimore:
Receta adaptada de ésta de Claire Ptak

INGREDIENTES 
- Para el relleno:

  • 100g de higos secos, picados
  • 50g de pasas
  • 25g de arándanos deshidratados
  • unas gotas de extracto de almendra
  • 50g de ron
  • 40g de nueces troceadas


- Para el bizcocho:

  • 225g de harina bizcochona
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química en polvo 
  • una pizca de sal
  • 180g de leche entera
  • 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 75g de mantequilla, en pomada
  • 225g de azúcar blanquilla
  • 3 claras de huevos L


- Para el merengue italiano:

  • 100g de claras
  • 270g de azúcar blanquilla
  • 70mL de agua
  • una pizca de sal


PREPARACIÓN:
- Para el relleno:

  1. Mezclamos todos los ingredientes del relleno, excepto las nueces. 
  2. Añadimos el ron y dejamos reposar en un bol durante toda la noche.


- Para el bizcocho:

  1. Batimos las claras con la mitad del azúcar hasta que forme un merengue de picos blandos. Reservamos. 
  2. Precalentamos el horno a 170ºC.
  3. Por otra parte, batimos la mantequilla con el azúcar restante hasta que blanquee. Añadimos la vainilla. Poco a poco, vertemos la mitad de la leche. Agregamos la mitad de los ingredientes secos (harina, levadura y sal). Seguimos con la leche restante. Y terminamos con la otra parte de ingredientes secos. 
  4. Incorporamos las claras y mezclamos con suavidad. Repartimos la mezcla entre dos moldes redondos de 18-20cm de diámetro engrasados y con la base cubierta con papel vegetal. Horneamos 30 minutos a 170ºC. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de utilizarlos.


- Para el merengue italiano:

  1. En un cazo, calentamos el agua con el azúcar hasta que alcance los 118ºC. Cuando la temperatura del almíbar sea de unos 100ºC, ponemos a montar las claras con una pizca de sal. 
  2. Cuando el almíbar llegue a los 118ºC, lo vertemos en hilo sobre las claras, y seguimos batiendo hasta que la temperatura del bol sea de unos 40ºC y tengamos un merengue bien firme y brillante.


- Para el montaje de la tarta Lady Baltimore:

  1. Mezclamos las nueces junto con todo el relleno remojado en ron. Añadimos una tercera parte del merengue, y mezclamos. 
  2. Colocamos uno de los bizcochos sobre el plato o stand en el que la vayamos a servir. Extendemos el relleno sobre él. 
  3. Encima del relleno colocamos el otro bizcocho. Extendemos el resto del merengue por la superficie y las paredes de toda la tarta. Sopleteamos (sólo si queremos, sino la podemos dejar blanquita, y respetaremos la apariencia original) y decoramos con unos arándanos deshidratados e higos secos.


¡¡Un besazo!!

3 comentarios:

  1. Nõa conhecia esse bolo, com frutas secas e merengue tem que ser uma delicia.
    Gostei da ideia de queimar o merengue esta lindo.

    ResponderEliminar
  2. Tiene que estar deliciosa !!! Cuando tenga ocasión la hago.
    Me gusta mucho tu blog
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola Elena! Me llamo Cristina. No sé cómo he llegado hasta esta receta pero me ha parecido espectacular!! Y no me parece nada difícil de hacer. Te felicito porque te ha quedado genial y además tiene una pinta... ñam ñam... Tengo ganas de hacer una tarta diferente y ésta es una de las que busco. A ver si encuentro un hueco para hacerla. Si la hago y la publico en mi blog, te avisaré. Muchas gracias por compartirla. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Analytics