sábado, 29 de abril de 2017

Crumb muffins de lima, piña y romero


Los que me seguís en Instagram estáis sufriendo mi enésima obsesión por los macarons. He perdido la cuenta de las semanas que llevo horneando estos pequeños dulces prácticamente a diario. Son una adicción. Cuantos más pruebas, más te invade un deseo irrefrenable de experimentar con otros sabores, otros rellenos, otras combinaciones, otros ingredientes... 




Y es que hornear macarons es muy bonito y mega gratificante, sobre todo cuando salen «casi» perfectos (digo «casi» porque, por mi buena salud mental, trato de convencerme de que la hornada perfecta al 100% no existe), pero hay una parte chunga. Sí, sí. Y no es que esos delicados y pequeños dulces se asienten en mis posaderas por los siglos de los siglos (que me importa un pimiento). Lo peor, para alguien que trata de aprovechar todo y no tirar nada, como yo, es la enorme cantidad de yemas con las que te encuentras después de unas cuantas tandas de macarons. 


Mi imaginación vuela y surgen recetas que están buenísimas y que merecen un hueco en este blog. Como estos muffins. De los que lo mejor no es su esponjosa miga o que permanezcan tiernos varios días (si no se acaban antes -que es lo más probable-), sino su extraordinario sabor. Una combinación de tres ingredientes que es deliciosa para un dulce: lima, piña y romero. De buenas a primeras, a lo mejor no es una mezcla habitual, pero confiad en mí. Os aseguro que es exquisita.

Y por si esto fuera poco, están rematados por un crumble (últimamente, no concibo muffins sin esas crujientes migas de harina y mantequilla). Ñaaaaaaaaaaaammmm!!!!!!


Por cierto, la receta en la que me he basado es otra que ya tenéis en el blog. La de los muffins de moras, limón y tomillo. Como veis, tan solo sustituí los tres sabores anteriores por otros tres que combinan igual de bien.

Ahora es vuestro turno. Ya me iréis contando qué os parecen...



Crumb muffins de lima, piña y romero:
INGREDIENTES (para 12 muffins):

- Para el crumble:

  • 155g de harina de repostería
  • 50g de azúcar blanquilla
  • 1 cucharadita de romero
  • La piel rallada de una lima
  • 1/2 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 95g de mantequilla, fría, cortada en dados
  • 1 yema de huevo
- Para la masa de muffins:

  • 150g de harina de trigo todo uso + 2 cucharadas
  • 150g de harina de repostería
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 125g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 230g de azúcar blanquilla
  • 1 huevo 
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 250mL de buttermilk (leche + zumo de limón, que habremos dejado reposar durante al menos 10 minutos)
  • La piel rallada de una lima
  • 200g de piña troceada y bien escurrida (ya la puse en conserva, pero se podría utilizar piña fresca)
  • 1 cucharadita de romero


PREPARACIÓN
- Para el crumble:

  1. En un bol mediano, mezclamos la harina con el azúcar, el romero, la ralladura de lima, la sal y la levadura química. Añadimos la mantequilla, y mezclamos con las yemas de los dedos hasta formar unas migas gruesas. 
  2. Añadimos la yema, y mezclamos hasta que se integre entre las migas.
  3. Enfriamos en la nevera durante, al menos, 1 hora.

- Para la masa de los muffins:


  1. Precalentamos el horno a 170°C.
  2. Tamizamos los 150g de harina todo uso con la harina de repostería, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.
  3. Por otro lado, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, durante 2 minutos. Agregamos el azúcar y seguimos batiendo durante tres minutos más o hasta que haya blanqueado.
  4. Batimos el huevo con las yemas y la vainilla, y poco a poco, lo vamos vertiendo sobre la preparación anterior. Batimos durante otros 3-4 minutos más.
  5. Mezclamos el buttermilk con la ralladura de lima, y lo añadimos.
  6. Incorporamos los ingredientes secos tamizados, e integramos suavemente con una espátula.
  7. En un pequeño cuenco, mezclamos la piña con el romero y las dos cucharadas de harina restantes. Agregamos a la masa, y mezclamos con delicadeza. 
  8. Repartimos la preparación entre las cápsulas de muffins y cubrimos la superficie de cada uno con una generosa cantidad de crumble.
  9. Horneamos durante 40-45 minutos a 170°C. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



¡¡Un besazo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics