sábado, 30 de enero de 2016

Monkey bread


Siento haber tardado tanto en deleitaros con esta receta tan buena. De verdad, que he hecho todo lo posible por publicarla antes, pero no he podido. Aunque lo importante es que ya está aquí: un monkey bread. Lo que en castellano vendría a ser "pan del mono".

Básicamente, y a grandes rasgos, sería un pan dulce con mucha canela y pedacitos de nueces pecanas, con una pegajosa superficie. Como la mayoría de los dulces más gochos, su origen se sitúa en Estados Unidos, donde se suele tomar a la hora del desayuno. En cuanto a su forma, se amasa en forma de pequeñas bolas que posteriormente se hornean en un molde de corona. El resultado es una masa esponjosa y con mucho sabor a canela. No es tan blandita como la masa de brioche. Es algo más seca, pero no por ello menos exquisita. Es diferente.




No sé a vosotros, pero a mí el nombre de "monkey bread" me parece de lo más gracioso. He estado buscando información, en Wikipedia básicamente, y por lo visto se cuenta que lo habitual es que este pan dulce se prepare entre varias personas. Por lo que este original nombre provendría del movimiento que hacen quienes amasan las bolas de esta masa, unos ademanes similares a los de los monos. Hay otras historias, pero esta ha sido la que me ha parecido más curiosa. Y, por qué no, también tiene cierto sentido.


La receta que he preparado pertenece al libro "The Book of Buns" (de Jane Mason). Pero os pongo por aquí las cantidades que yo he empleado para un molde de corona de unos 20cm. Menos cantidad de masa, pero no por ello menos canela o menos nueces. Ahí va mi monkey bread, elaborado a partir de la receta de Jane Mason.

¡¡Mirad qué buena pinta tiene la masa!! =D

Monkey bread:

INGREDIENTES 

  • 400g de harina
  • 8g de levadura fresca de panadería 
  • 35g de azúcar 
  • 150g de leche templada
  • 8g de sal
  • 1 huevo grande
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla 
  • 45g de mantequilla, cortada en dados
  • 75g de azúcar moreno 
  • 1 y 1/2 cucharadas de canela molida
  • 75g de nueces pecanas troceadas
  • 75g de mantequilla fundida


PREPARACIÓN 

  1. Ponemos la harina en el bol de la amasadora y formamos un hueco en el centro. Sobre el centro, desmigamos la levadura, añadimos el azúcar y vertemos la leche. Espolvoreamos ligeramente un poco más de harina sobre la leche y dejamos reposar 1 hora.
  2. Espolvoreamos la sal en el borde de harina. Añadimos los huevos y la vainilla en el centro. Amasamos 10 minutos. Incorporamos la mantequilla en dados, y volvemos a amasar de 10 a 15 minutos más. Cubrimos el bol con un paño y dejamos fermentar durante al menos 2 horas.
  3. Mezclamos en un pequeño bol la canela y el azúcar. Reservamos.
  4. Desgasificamos la masa y formamos 24 bolas de masa. 
  5. Engrasamos un molde de corona con suficiente mantequilla y colocamos una primera capa de bolas. Espolvoreamos una tercera parte de la mezcla de azúcar y canela y un tercio de las nueces. Repetimos este procedimiento hasta terminar con toda la masa. Cubrimos el molde con un paño y dejamos reposar 45 minutos. 
  6. Precalentamos el horno a 200ºC.
  7. Vertemos la mantequilla fundida sobre las bolas de masa y horneamos 35 minutos a 200ºC. Dejamos enfriar durante 15 minutos, y volcamos sobre una fuente. 


Un besazo!!! 

1 comentario:

  1. Me encanta este pan y lo tengo pendiente desde hace un montón de tiempo, qué ganas de hacerlo.

    besso

    ResponderEliminar

Analytics