martes, 19 de mayo de 2015

Blondies con pecanas y glaseado de Baileys


Ya os hablé hace tiempo de uno de los momentos de mayor felicidad que viví desde que escribo este blog: cuando encontré nueces pecanas en el supermercado. 

Vale que no fue en el súper más cercano a mi casa -de hecho, tengo que coger el coche o el bus si quiero ir-, pero saber que uno de los sitios que frecuento las tiene me produjo una enorme emoción. A punto estuve de brincar y gritar al verme invadida por esa enorme felicidad.




Es por eso que desde que sé dónde localizarlas no puedo parar de usarlas como acompañamiento o relleno de diversos dulces. Por no hablaros de lo ricas que están crudas, con los cereales del desayuno. ÑAM!



Una de las recetas que tenía pendiente desde hace mucho (y cuando digo mucho es que estamos hablando de cerca de un año) es la de unos blondies con nueces pecanas. Sí. Sé que los podría haber hecho con otro tipo de nueces, pero estaba segura de que el sabor más suave de las pecanas combinaría a la perfección con el dulzor del chocolate blanco. 

No me equivoqué.

Porque no puedo estar más contenta con el resultado. Mucho mejor de lo que pensaba.

Jamás hubiera podido creer que resultarían tan ricos, y con una jugosa textura que los hace tan irresistibles.



Pero eso no es todo.

Por si fuera poco su delicioso sabor y su textura tan perfecta, los decoré con un glaseado que los hace aún más extraordinarios y exquisitos. Un glaseado de Baileys. 

Tenéis que probarlos. 




Blondies con pecanas y glaseado de Baileys:
Receta adaptada del fascículo 63 de la colección "Pastelería creativa"

INGREDIENTES 
- Para los blondies:

  • 225g de chocolate blanco 
  • 110g de mantequilla 
  • 2 huevos 
  • 80g de azúcar 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 150g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 60g de nueces pecanas cortadas en trozos grandes


- Para el glaseado:

  • 1 cucharada de mantequilla caliente y fundida 
  • 2 cucharadas de Baileys 
  • Unas 7-8 cucharadas de azúcar glas o icing sugar 



PREPARACIÓN 
- Para los blondies:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC y forramos con papel vegetal un molde cuadrado de 20cm de lado.
  2. Fundimos el chocolate con la mantequilla al baño María, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Retiramos el bol del fuego y reservamos.
  3. Batimos los huevos en un bol hasta que queden bien espumosos. Añadimos gradualmente el azúcar y seguimos batiendo. Añadimos la vainilla.
  4. Incorporamos el chocolate, sin dejar de remover hasta que todo se integre.
  5. Tamizamos la harina con la sal y agregamos esta mezcla a la preparación anterior. Removemos con una espátula de goma. Añadimos las nueces y volvemos a remover ligeramente.
  6. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos 20 minutos a 180ºC.


- Para el glaseado de Baileys:

  1. Batimos enérgicamente en el mismo bol todos los ingredientes para el glaseado.
  2. Cuando no quede ningún grumito, lo aplicamos en la superficie del blondie (frío) formando líneas desiguales y lo dejamos secar. Cortamos en porciones y servimos.




Espero que los hagáis!!

Un besazo!!!!

6 comentarios:

  1. un postre impresionante
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Nunca usei dessas nozes mas imagino que sejam maravilhosas.
    Os blondies ficaram com um aspecto delicioso e lindos
    bj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están muy ricas, y como ingrediente en repostería son excelentes.
      ¡Muchas gracias!
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Pues yo llevo queriendo comprar nueces pecanas no sé ya cuanto tiempo, porque cada vez que publicas alguna recetita con ellas me entran más ganas, pero aún no me he hecho con ningún paquetito, y eso que también las he encontrado. Creo que en cuanto las pruebe no podré parar, jaja, si ya de por sí me gustan las normales, pero es que hay cada postre tan rico con ellas, y éste no se queda atrás. Qué ricura y qué tentación, y encima con Baileys, de los mejores blondies que he visto :) Por ciero, unas fotos increíbles!

    1 besazo Elena y feliz miércoles!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias!!!

    Yo, desde que las he localizado, no puedo evitar usarlas como ingrediente en un montón de dulces. A diferencia de las otras, estas no tienen ese ligero punto amargo, lo que las hace ideales para acompañar a los cereales del desayuno.

    Un beso muy fuerte!!!

    ResponderEliminar

Analytics