miércoles, 11 de febrero de 2015

Trufas de chocolate y Baileys


Aquí estoy de vuelta con mi primera (y temo que única) propuesta para San Valentín 2015. 

Prometo que tenía pensado hacer alguna receta más, pero no tengo tiempo. El máster en general (y los otros cursos en los que me metí hace ya 4 meses, cuando temía tener demasiado tiempo libre) y el proyecto expositivo en particular (seguidnos!!!!! por favor!!!!) no me dejan tiempo para nada. Desde hace unas semanas no tengo vida. Y encima, ahora, a todo esto le tengo que añadir el Trabajo de Fin de Máster.



Definitivamente, cualquier día de estos me va a dar un chungo. Menos mal que os tengo a vosotros para desahogarme y desestresarme.

Así que no os aburro más con mis penas, que seguro que no os interesan.


Vamos allá con la receta sanvalentinesca de este año: trufas de chocolate y Baileys.


Yo la he clasificado como una receta para celebrar el 14 de febrero, pero es tan fácil que no es necesaria una ocasión especial para prepararla; es más, si no tenéis cerca a nadie con quien compartirlas, mejor que mejor. A más tocáis. Cada vez que os acerquéis a la nevera, sabréis con seguridad que dentro os estarán esperando unas adictivas trufas con un intensísimo sabor a chocolate. No temeréis ese fatídico momento en que al abrir el frigorífico os dais cuenta de que ¡¡¡alguien se las ha comido!!! (¡horror!)



Trufas de chocolate y Baileys:

INGREDIENTES (para unas 14 trufas)
  • 200g de chocolate fondant, troceado
  • 200mL de nata líquida para montar 
  • 30g de mantequilla 
  • 2 cucharadas de Baileys
  • Coco rallado para rebozar las trufas (unas 6 cucharadas)




PREPARACIÓN 
  1. Calentamos la nata y el Baileys en un cazo hasta que hierva. Añadimos la mantequilla y removemos bien hasta que se funda. 
  2. Vertemos esta mezcla sobre el chocolate troceado y removemos enérgicamente hasta obtener una crema de chocolate suave y brillante. Dejamos enfriar en la nevera toda una noche.
  3. Con la ayuda de dos cucharillas de postre, formamos bolitas del tamaño que más nos guste. Las pasamos por el coco rallado, y las conservamos en el frigorífico hasta la hora de servirlas.






Y, de nuevo, llamadme pesada, vuelvo a dejaros por aquí la fan page de nuestro proyecto expositivo (De Menores a Mayores:Patrimonio Humano)




Un besazo!!!

8 comentarios:

  1. Simples de fazer e uma delicia, perfeitas para qualquer altura
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son muy sencillas de hacer, y resultan riquísimas.

      Un beso!!

      Eliminar
  2. Ohhhhh qué delicia! Y qué tentación, casi mejor hacerlas cuando pase San Valentín y así no tienes que compartir, jijiji. Por cierto, me encanta la vajilla. 1 beso y ánimo con el master!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej
      Sí, cierto. Mucho mejor, una vez que pase San Valentín.

      Un beso muy fuerte!!!

      Eliminar
  3. Mucho animo guapa ya verás como todo va saliendo poco a poco.q pintaaaaaaa tienen esas trufas.feliz san valentin a tod@s.A por todas.

    ResponderEliminar
  4. Bueno guapa, no te estreses, piensa que llegarán tiempos más relajados =)
    Aunque sea la única propuesta de San Valentín, es genial, y me encanta. Son unas trufas deliciosas!
    Un besote.

    ResponderEliminar

Analytics