domingo, 28 de diciembre de 2014

Red velvet whoopie pies rellenos de nutella


Hoy os quiero enseñar el postre que horneé para el día de Navidad: 

¡¡¡¡unos whoopie pies!!!! 

¡Mis primeros whoopie pies! 

Pero antes de comenzar con la receta, quiero hablaros un poco de estos dulces. Hasta ahora yo no tenía ni idea de su procedencia, y me ha parecido una historia muy curiosa.



Por lo visto, el origen de estos mini pasteles en forma de sándwich se encuentra en la tradición amish. Los conocidos entonces como hucklebucks eran unos dulces que las mujeres amish horneaban a partir de restos de masa de pastel y guardaban en fiambreras para los agricultores. El nombre evolucionó hasta el que conocemos ahora cuando quienes los recibían, al verlos, gritaban: Whoopie! (fuente)


Pues bien, después de este pequeño inciso histórico, la receta. 

No tengo palabras para describir lo buenos que estaban. Al contrario de lo que pensaba, resultan bastante esponjosos.


Además, los rellené de Nutella. Por eso de consumir el tarro de un kilo que compré hace unas semanas. ^_^



Red velvet whoopie pies rellenos de nutella:
Receta de la masa de The Hummingbird Bakery, Cake Days p. 220

INGREDIENTES (en teoría, tenían que salir de 8 a 10, y me encontré con 14!!!)
  • 120g de mantequilla, a temperatura ambiente 
  • 200g de azúcar moreno (yo usé light brown sugar)
  • 1 huevo grande
  • 120mL de buttermilk 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 340g de harina
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Colorante rojo 
  • Nutella, para rellenar





PREPARACIÓN 
  1. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y la mezcla esté cremosa. Agregamos el huevo y volvemos a batir.
  2. Por otro lado, mezclamos el buttermilk con la vainilla, y lo vertemos poco a poco sobre la preparación anterior. Batimos a velocidad mínima.
  3. Tamizamos juntos la harina con el cacao, el bicarbonato y la sal. Añadimos a la mezcla en dos veces, mezclando con una espátula de goma. Agregamos el colorante y seguimos mezclando hasta que se reparta por toda la masa. Reservamos en la nevera de 20 a 30 minutos.
  4. Precalentamos el horno a 170ºC.
  5. Repartimos la masa en forma de cucharadas en dos bandejas de horno forradas con papel vegetal. Horneamos 13 minutos a 170ºC. Los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  6. Cuando estén completamente fríos, untamos la base de uno de ellos con Nutella (sin escatimar) y la cubrimos con otro, como si hiciésemos un sándwich. 

Un besazo navideño!!!


2 comentarios:

Analytics