viernes, 15 de julio de 2016

Tarta de melaza, jengibre y lima


Que quede constancia aquí y ahora: desde ya, me declaro fan incondicional de la melaza.

Sí, señor. Compré un tarro hace muchííííííísimo tiempo, y no lo he utilizado hasta hace escasas semanas. Con enorme entusiasmo, lo desempolvé para agregar una pequeña cantidad a unas galletas que tuve que elaborar para el curso de Pastelería. Por entonces, me encantó tanto el sabor a tostado como la textura un poco pegajosa que les aportó. 




Así pues, casi de inmediato, me dispuse a investigar recetas y combinaciones con este ingrediente que tanto me había fascinado.

Al cabo de un rato de búsquedas y averiguaciones varias, decidí hornear una tarta, un dulce pastel de melaza y jengibre con un relleno cítrico y muy aromático, un curd de lima y un frosting de queso con mucho zumo y ralladura de lima. La mezcla es una auténtica DELICIA. Un contraste de sabores exquisito. 


Y, además, el bizcocho, al llevar una buena cantidad de melaza, azúcar moreno y miel, resulta súper jugoso, y permanecerá tierno mucho más tiempo. 

Espero que muy pronto (este fin de semana, sin ir más lejos) pongáis en práctica esta receta, porque estoy segura de que os va a sorprender para bien. Os encantará el contraste de sabores y os fascinará su jugosísima textura.



Tarta de melaza, jengibre y lima:

INGREDIENTES 
- Para el bizcocho de melaza y jengibre (2 moldes bajos de 18cm de diámetro):

  • 120g de mantequilla 
  • 120g de azúcar moreno
  • 120g de miel de flores 
  • 120g de melaza 
  • 240g de harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química en polvo 
  • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1/4 de cucharadita de canela molida 
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada
  • 60g de pasas 
  • 1 huevo L, ligeramente batido
  • 150g de leche entera


- Para el curd de lima:

  • 1 huevo L
  • 35g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 15g de zumo de lima 
  • La ralladura de media lima 
  • 1 y 1/2 cucharadas de mantequilla 


- Para la crema de queso y lima:

  • 250g de queso crema 
  • 50g de mantequilla 
  • 350g de icing sugar (azúcar glas muy fino)
  • 3 cucharaditas de zumo de lima 
  • La ralladura de media lima 


PREPARACIÓN 
- Para el bizcocho de melaza y jengibre:

  1. Precalentamos el horno a 160ºC y engrasamos dos moldes de 18cm de diámetro, cubrimos también sus bases con papel sulfurizado.
  2. Calentamos a fuego lento la mantequilla, el azúcar moreno, la miel y la melaza en un cazo. Removemos hasta que todos los ingredientes se fundan. Retiramos del calor y dejamos entibiar.
  3. En un cuenco amplio, mezclamos la harina con la levadura, el jengibre, la canela y la nuez moscada. Añadimos la mitad de las pasas y mezclamos.
  4. Por otra parte, mezclamos el huevo y la leche.
  5. A continuación, vertemos la mezcla de mantequilla y melaza sobre la de harina. Batimos suavemente para integrar. Por último, vertemos la mezcla de leche y huevo, y volvemos a mezclar, pero sin batir demasiado.
  6. Repartimos la preparación sobre los moldes preparados, espolvoreamos las pasas restantes, y horneamos durante unos 30-35 minutos a 160ºC (o hasta que observemos que ha cuajado). Dejamos que los bizcochos enfríen en la propia bandeja durante un cuarto de hora, y después los trasladamos a una rejilla para que se enfríen por completo.


- Para el curd de lima:

  1. En un pequeño cazo, batimos el huevo con el azúcar, la sal, el zumo y la ralladura de lima hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Ahora, calentamos la preparación a fuego bajo, y removemos continuamente hasta que espese y tengamos una crema. Agregamos la mantequilla (en trozos) y mezclamos hasta que se integre. Retiramos del fuego, y dejamos enfriar en un cuenco pequeño y conservamos dentro de la nevera.


- Para la crema de queso y lima:

  1. Comenzamos batiendo la mantequilla hasta que se ablande. Añadimos el queso cremoso y seguimos batiendo hasta que también se ablande.
  2. Tamizamos el icing sugar, y lo añadimos en dos o tres tandas a la preparación anterior. Batimos hasta que no quede ningún grumito y obtengamos una crema homogénea.
  3. Agregamos la ralladura y el zumo de lima y batimos a velocidad alta.
  4. Podemos utilizarla ya o, si lo deseamos, podemos introducirla durante unos minutos en el frigorífico, para que adquiera textura y nos sea más fácil extenderla sobre el bizcocho.


- Montaje de la tarta:

  1. Colocamos uno de los bizcochos sobre el plato o el stand donde lo vayamos a servir, y extendemos el curd de lima en el centro en forma de espiral (con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda).
  2. En otra manga pastelera, añadimos una pequeña parte de la crema de queso, y repartimos alrededor del curd de lima, haciendo otra espiral.
  3. Colocamos el otro bizcocho encima de las cremas, y extendemos la crema restante sobre la superficie con la ayuda de una espátula. Decoramos con unas rodajas de lima, servimos inmediatamente o conservamos dentro del frigorífico.



Espero que os haya gustado. ¡Un beso muy muy fuerte! 

2 comentarios:

Analytics