viernes, 29 de julio de 2016

Coca de mollitas


Desde que de mi horno salió mi primera coca de mollitas, puedo afirmar que soy mil millones de veces más feliz. Entendedme. Hasta hace escasas semanas, tenía que conformarme con guardar en mi memoria el recuerdo de su sabor. 

Y es que este tipo de coca sólo la comía en Alicante. Y, a pesar de mi gusto por el mundo pastelero, nunca la había probado a hacer en casa, aunque siempre la idea había rondado en mi cabeza. Creía que sería muy compleja, y que tanto su sabor como su textura serían muy difíciles de lograr. 

Pero, como siempre, estaba equivocada.



Hace pocas semanas, horneé mi primer intento. El resultado no fue exactamente igual al que recordaba, pero su sabor se aproximaba mucho. Eso sí, las mollitas (para quienes no seáis de la provincia de Alicante, es ese crumble o streusel que se espolvorea por encima de la base) me quedaron RIQUÍSIMAS -modestia aparte-

Así, después de repetirla en tres ocasiones -añadiendo y quitando ingredientes, y variando la temperatura del horno-, he dado con la masa que más me gusta y más se parece a la que guardo en mi recuerdo de cuando voy a Elche. 



En cuanto a las mollitas, yo le he puesto muchas, porque me encantan (no sería extraño que cualquier día me diera por hornear una bandeja SOLO de mollitas), pero vosotros podéis hacer menos cantidad; aunque yo os recomiendo que le pongáis bastantes, cuantas más, mejor ^_^.



En casa nos gusta muchísimo. Tanto es así que esta semana celebramos el cumpleaños de mi madre con una tarta (una red velvet deliciosísima, que podéis ver en mi cuenta de Instagram) y una coca de mollitas. Puede sonar un tanto extraño que haya elaborado una receta tan sencilla para un cumpleaños, pero tanto a mi madre como a mí nos priva y podríamos comerla hasta el empacho




INGREDIENTES 
- Para la base: 

  • 200g de aceite de oliva virgen extra
  • 220g de vino blanco
  • Un pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato 
  • 500g, aproximadamente, de harina de trigo


- Para las mollitas:

  • 80g de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharaditas de vino blanco
  • 1 cucharadita de sal 
  • 220g de harina de trigo 


PREPARACIÓN 

  1. Precalentamos el horno a 220ºC.
  2. Mezclamos todos los ingredientes para la base en un bol amplio y amasamos hasta obtener una masa homogénea. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, y estiramos sobre ella la masa.
  3. Horneamos durante 5 minutos a 220ºC. Pasado este tiempo, reducimos la temperatura a 180ºC y horneamos durante 5 minutos más. 
  4. Mientras tanto, preparamos las mollitas. Para ello, mezclamos todos los ingredientes en un cuenco de tamaño medio, y con la punta de los dedos, vamos formando unas migas gruesas, como cuando hacemos un crumble o streusel.
  5. Sacamos la base del horno, y repartimos las mollitas, las aplastamos un poquito sobre la base, y horneamos 20 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de servir. 


¡¡Un besazo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics