jueves, 29 de octubre de 2015

Galletas de lima y arándanos


No es un postre helado, como os anuncié en la entrada anterior. Al final, he considerado que esta otra receta podría interesaros más. Primero, porque podéis aprovechar a hacerla durante el puente -es muy sencilla y de apariencia festiva-; y segundo, porque un helado, por rico que sea, no es el dulce más apetecible con este tiempo. 

Además, están tan ricas estas galletas, que no podía mantenerlas durante más tiempo en la tarjeta de la cámara. Sentía la ímproba necesidad de que las vierais, y de que las pudierais hacer en vuestras casas. 




La masa no es más que la que habitualmente preparo para cubrir el apple pie. Tan solo he reducido la masa a la mitad, para que salga la cantidad justa como para llenar una bandeja de horno, y le he añadido lima -su zumo y ralladura-, con lo que conseguimos un sabor cítrico delicioso y suave, que combina genial con la mermelada de arándanos que llevan en el centro.

La masa es hiper crujiente. Con mucho sabor a mantequilla. Y nada empalagosa. Una exquisitez. Creedme. 


Y la forma es muy sencilla de realizar. Puede que, a primera vista, dé la impresión de que es algo complicado, pero nada más lejos de la realidad. Tan solo tendréis que hacer dividir la masa en ocho cuadrados iguales (de unos 10cm de lado), hacer cuatro cortes en diagonal, desde cada esquina, pero sin llegar al centro, y doblar cuatro puntas de la masa hacia el centro, siempre en la misma dirección. Yo, que soy una auténtica manazas, no he roto ninguna. Así que doy fe de que os saldrán sin problema.



En cuanto al sabor, no son unas galletas demasiado dulces, por lo que si sois muy golosos, podéis añadir media cucharada de azúcar glas a la masa. Aunque yo las prefiero así.



Galletas de lima y arándanos:
INGREDIENTES (para 8 galletas)

  • 200g de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 110g de mantequilla, a temperatura ambiente y cortada en dados
  • 1 cucharada de zumo de lima 
  • La ralladura de media lima (si es grande) o de una lima entera (si es pequeñita)
  • Clara de huevo
  • Azúcar blanco 
  • 8 cucharaditas de mermelada de arándanos 



PREPARACIÓN 

  1. Mezclamos la harina con la sal y la mantequilla hasta obtener una mezcla similar a una arena gruesa.
  2. Añadimos la ralladura y el zumo de lima y seguimos mezclando hasta lograr una masa homogénea. Formamos una bola, la cubrimos con papel film y la dejamos enfriar en la nevera durante 50 minutos.
  3. Precalentamos el horno a 170ºC.
  4. En un superficie ligeramente enharinada estiramos la masa, cortamos 8 cuadrados iguales, de 10cm de lado, y los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  5. Hacemos cuatro cortes en diagonal desde cada uno de los lados de la galletas hasta el medio, pero sin llegar al centro. En el centro, repartimos la mermelada, una cucharadita por galleta, y pintamos los bordes con clara de huevo. Llevamos hacia el centro una de las puntas de cada uno de los lados que hemos cortado (siempre en la misma dirección).
  6. Pintamos ligeramente toda la superficie de la galleta con clara de huevo y espolvoreamos azúcar blanquilla, insistiendo en la parte central, en la unión de las puntas de la galleta.
  7. Horneamos 25-30 minutos a 170ºC. Dejamos que se enfríen por completo en la bandeja.

Espero que os hayan gustado.

¡Un besazo!

4 comentarios:

  1. Estos molinillos están tan buenos que van a salir volando del plato,je,je.

    ResponderEliminar
  2. Qué galletitas más monas, me encanta esa forma de molinillo, y felicidades por esa combinación de lima y mermelada, me muero de ganas de probarla :) Un plan perfecto para este finde sin duda, 1 besazo Elena!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te hayan gustado. ¡Muchas gracias!

      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar

Analytics