miércoles, 11 de junio de 2014

Cheesecake de rollos de canela (Cinnamon Roll Cheesecake)


Con el verano a la vuelta de la esquina y las piscinas municipales abiertas, sé que debería plantearme seriamente dejar de cocinar dulces hiper calóricos. En su lugar, sería más conveniente preparar recetas ligeras, bajas en grasa, sin azúcar... etcétera, etcétera, etcétera... Y, así, de paso bajar esos kilitos que me sobran. (ejem)




Y es que todos los años digo lo mismo: "Este es el último, la semana que viene cocino los postres más light del mundo". Pero al final nada. Siempre (siempre), por un motivo u otro, acabo retrasando tanto la dieta que al final llega septiembre, bajan las temperaturas, empiezo a incluir cada vez más capas a mi vestuario y, pienso: "Total, a estas alturas del año, ¿para qué?".


Así que, como definitivamente NO va a haber "operación bikini" (¡qué raro!), he horneado un mega cheesecake. 

Sí, mega. 


Porque es un cheesecake ¡¡de rollos de canela!!

Si es que no puede estar más bueno.


Blandito, esponjoso, cremoso... ¡lo tiene todo! 

La tarta de queso mezclada entre los rollos de canela hace que el pastel resulte de lo más jugoso. 


Si os gustan los rollos de canela, sin ninguna duda, os recomiendo esta receta. Si sois súper fans de las tartas de queso, estoy segura de que esta os encantará. Y si os gustan tanto los cheesecakes como los rollos de canela, ¡¡hacedla, por favor!!, ¡será vuestra tarta favorita!



Cheesecake de rollos de canela (Cinnamon Roll Cheesecake):
(Receta adaptada de Tastes of Lizzy T)

INGREDIENTES (para un molde de 22cm de diámetro)
- Para la masa de los rollos de canela:
  • 130g de leche
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de margarina fundida
  • 345g de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 65g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita y 1/4 de levadura seca de panadería

- Para el relleno de los rollos de canela:
  • 3 cucharadas de margarina fundida
  • azúcar moreno, al gusto
  • canela en polvo, al gusto

- Para el cheesecake:
  • 450g de queso cremoso de untar
  • 2 huevos
  • 150mL de nata para montar
  • 137g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita y 1/2 de extracto de vainilla

- Para el relleno de canela del cheesecake:
  • 50g de margarina blandita, ¡¡es importante que no llegue a fundirse!!
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1/2 cucharada de canela en polvo

- Para el glaseado:
  • 20mL de leche
  • 50g de icing sugar o azúcar glas




PREPARACIÓN
- Para los rollos de canela:
  1. Calentamos la leche y le añadimos la levadura. Removemos y dejamos reposar para que la levadura se active. Añadimos esta mezcla al bol en el que vayamos a preparar la masa.
  2. Agregamos el huevo, la margarina, el azúcar y la harina. Amasamos a velocidad baja durante un par de minutos (si lo hacemos a mano, unos 5 minutos). A continuación, amasamos durante 8-10 minutos a velocidad media o hasta que la masa se despegue de las paredes del bol (a mano tardaréis unos 20 minutos). Cuando la masa se despegue de las manos, formamos una bola y la dejamos reposar cubierta con papel film en un lugar cálido durante 30 minutos o hasta que doble su volumen.
  3. En una superficie enharinada, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo y formamos un rectángulo de 10 x 20, aproximadamente.
  4. A continuación, pincelamos la superficie con margarina fundida, espolvoreamos sobre ella azúcar moreno (unas cuatro o cinco cucharadas, o lo que queráis) y canela en polvo.
  5. Enrollamos por el lado más ancho como si fuera un brazo de gitano. 
  6. Cortamos unos 12 rollitos y los colocamos en la base de un molde desmontable (previamente engrasado). Los dejamos reposar mientras preparamos la tarta de queso.

- Para el cheesecake:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Batimos el queso de untar hasta que esté bien cremoso, durante minuto y medio. Añadimos los huevos, la nata, el azúcar y el extracto de vainilla. Batimos hasta obtener una mezcla cremosa y suave (durante unos 3 minutos). Reservamos.
  3. Por otro lado, en un bol mediano mezclamos la margarina blanda (no derretida) con dos cucharadas de azúcar moreno y media cucharada de canela en polvo.
  4. Terminado este paso, vertemos la mitad de la mezcla de queso sobre los rollos de canela. Sobre la crema, añadimos, en forma de pegotes, la mitad de la preparación de margarina, canela y azúcar. Sobre esto, el resto de la crema de queso. Y, por último, pegotes de la mezcla de margarina, azúcar y canela. Con la punta de un cuchillo, extendemos por la crema de queso la mezcla de canela.
  5. Horneamos 50-55 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar por completo antes de desmoldar.
  6. Cuando el pastel esté frío, preparamos el glaseado mezclando la leche con el azúcar glas o icing sugar. Lo repartimos sobre la superficie del cheesecake y servimos.



¿Veis la crema de queso sobre los rollos de canela?




Espero que os haya gustado!!

Un beso!

6 comentarios:

  1. Nunca tinha visto um cheesecake assim,achei original,lindo e imagino que uma delicia
    Estou aqui babando...adorei
    bj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias!!!
      Me alegro un montón de que te guste!! Muchas gracias por tu comentario!
      Un beso.

      Eliminar
  2. Madre mia que pintaaaaaa!! un dos en uno que debe de estar de muerte..... tengo que hacerlo si o si, por lo tanto tomo nota.
    Por cierto, no eres la única que al final NO haces "operación bikini"
    Besitos guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Muchas gracias, Mayte!!

      Un besazo muy fuerte para ti!

      Eliminar
  3. Ohhh pero qeu pedazo de postre!! me encantan los cheesecakes y los rollitos de canela ni te cuento, las dos cosas juntas tienen que ser la caña!! La receta tiene su miga, vamos que no la haces en una patada pero yo creo que merece la pena el trabajillo porque tiene que ser un auténtica delicia, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda merece la pena. Aunque me pasé toda una tarde en la cocina, luego estaba tan rico, que no me importó.
      Muchísimas gracias por tu comentario, Mara.

      Un beso.

      Eliminar

Analytics