jueves, 5 de diciembre de 2013

Tarta de Café y Nueces

Tal y como os comenté en la entrada anterior, hoy cumplo años. Y lo quiero celebrar con todos vosotros con un pedacito de este pastel: Mi tarta de cumpleaños!!

Precisamente, al tratarse de "mi" tarta de cumpleaños, era imprescindible que fuera la mejor que hubiera probado hasta ahora y que contuviera mis ingredientes favoritos. Y así es.



¡¡Es de café y nueces!!

¡La de veces que después de comer he acompañado mi café con unas buenas nueces!

Pues bien, como comer nueces mientras bebo café es una de mis mayores adicciones y la combinación que más me gusta en el mundo, llevo un tiempo obsesionada con transformarla en el pastel de mi vigésimo tercer cumpleaños. Tras semanas de intensa búsqueda, finalmente, lo he logrado!!



¡He conseguido una tarta de café y nueces! Pero no una cualquiera. No. Os aseguro que esta sabe intensamente a café. ¡A café del fuerte! Perfectamente indicada para fans absolutos e incondicionales del café sin azúcar.



Y es que sabe a café del amargo, amargo. A los que os gusten los cortados sin azúcar, entenderéis a qué sabor me refiero.

Es genial. ¡La mejor tarta que he probado!



Y lo más maravilloso es que en cada bocado, por ínfimo que sea, se mastican trozos, trozos y más trozos de nueces!!!

¿No es magnífico?

Pero esto no se acaba aquí. Aún hay más.




Porque no podía despedir este post sin comentaros lo súper-mega-hiper-ultra esponjosa y blandita que es esta tarta!!

¡¡¡Es mi nueva adicción!!!




Fuente: El bizcocho es una adaptación del libro The Great British Book of Baking, p. 250 (está en inglés). El buttercream, de mí misma.


INGREDIENTES

- Para el bizcocho (2 moldes redondos de 18cm de diámetro)

  • 175g de margarina
  • 175g de azúcar 
  • 175g de harina
  • 3 huevos
  • 75g de nueces picadas
  • 1/2 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1 cucharada de café instantáneo disuelta en 1 cucharada de agua hirviendo.
- Para el relleno y la cobertura:
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300g de icing sugar
  • 3 cucharadas de café instantáneo disueltas en 2 cucharadas de agua hirviendo (templado)
  • nueces 

PREPARACIÓN
- Para los bizcochos:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC. 
  2. Batimos la margarina con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y adquiera una textura cremosa. Sin parar de batir, agregamos los huevos de uno en uno.
  3. Añadimos las nueces al bol y mezclamos con una espátula de silicona. A continuación, agregamos la harina tamizada con la levadura química y el café. Y mezclamos con la espátula de silicona.
  4. Vertemos la mezcla obtenida en dos moldes redondos de 18cm de diámetro untados con margarina. 
  5. Horneamos de 20 a 25 minutos a 180ºC.
  6. Cuando nuestros bizcochos estén horneados, los dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Para el relleno y la cobertura:

  1. Por otro lado, preparamos un buttercream para rellenar y cubrir nuestra tarta. Para ello, batimos la mantequilla con el icing sugar tamizado hasta que homogeneice. Por último, vertemos el café disuelto (templado, ¡no lo echéis caliente!) de una en una cucharada hasta que terminemos con todo el café. 
  2. Seguimos batiendo durante unos 5 minutos más o hasta que el buttercream adquiera la consistencia que más nos gusta.
  3. Cuando tengamos hecho nuestro buttercream y fríos los bizcochos, sobre el stand o el plato en el que vayamos a servir nuestra tarta, colocamos uno de los bizcochos. Sobre él, extendemos la mitad del buttercream de café. Lo espolvoreamos con algunas nueces picadas.
  4. A continuación, cubrimos con el otro bizcocho. Y, por último, extendemos el resto del buttercream sobre éste y decoramos con unas cuantas nueces enteras.






P.D.: ¿Qué es de un cumpleaños sin regalos? Pues este año se han portado conmigo más que bien. ¡Qué digo! Sobradamente bien. De más, incluso. Tengo que decir que regalo lo recibí con muchísima antelación. Y fue...

¡¡Una Kitchen Aid!!

Cuando abrí la caja casi aplaudo con las orejas. ¡Madre mía! Fue felicidad en estado puro.

Como os he comentado, la recibí con antelación, ¡hace ya un mes! Como os figuraréis, no se ha pasado todo este tiempo muerta del asco encima de la encimera o, lo que sería aún peor, ¡en la caja! Para nada. En absoluto. Ha trabajado, y mucho.

Con ella preparé los brownies de Oreo, los cupcakes de Mon Chéri (sí, me salió un buttercream súper cremoso!!), la tarta de limón y moras, este pastel que tenéis hoy frente a vuestras pantallas y un montón de otras recetas que están esperando a ver la luz en los próximos días.



¡Feliz jueves!

4 comentarios:

  1. Hija que suerte, que pedazo de regalo!!! Muchas felicidades guapa que 23 añitos más bien aprovechaos, eres toda una experta cocinera a tu edad. La tarta para los cafeteros debe ser un lujo. Besitos corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miles de gracias, Carmen!!
      Un besazo para ti también!!! =D

      Eliminar
  2. La receta pinta muy bien, pero, y la harina? Qué cantidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Upps!! Muchas gracias!!

      Al escribir la receta se me ha pasado.

      Son 175g de harina.

      Un saludo.

      Eliminar

Analytics