viernes, 14 de junio de 2013

Tarta cremosa de Queso

Hace mucho tiempo que me compré una revista especial de tartas de queso. No me había vuelto a acordar de ella hasta hace poco más de una semana, cuando revolviendo entre papeles, libros y revistas de cocina acabé dando con ella. Y me di cuenta de que todavía no había hecho ninguna receta de esa revista. Por supuesto, no es porque no me diera ideas, ya que la selección de tartas es de lo más variada y original, pero se me acabó quedando debajo de todas las demás, como suele ocurrir a menudo.

Así, de todas las recetas, y después de haberlo pensado muuuucho, me decanté por la "tarta cremosa de queso", la que hoy quiero compartir con vosotros. Lleva una crema de queso cremoso, yogur y nata, con un sabor a limón delicioso. Y la base y la superficie están hechas con un bizcocho súper cremoso y jugoso con aroma de vainilla. ¿Verdad que no parece una tarta de queso al uso?





Casi he respetado la receta tal y como viene en la revista "Diana. Repostería fácil. Especial Pudin & queso fresco", número 16.




INGREDIENTES

- Para el bizcocho:

  • 125g de harina
  • 1 sobre de levadura química en polvo
  • 125g de azúcar
  • 1 cucharadita y media de azúcar avainillado
  • 1 pizca de sal
  • 125g de margarina
  • 2 huevos
- Para la crema de queso y yogur:
  • 250g de queso cremoso de untar
  • 200g de yogur natural 
  • 5 hojas de gelatina
  • la cáscara de un limón
  • el zumo de medio limón
  • 500mL de nata líquida para montar
  • 125g de azúcar glas
- Para decorar:
  • Azúcar glas




PREPARACIÓN
  1. En primer lugar, precalentar el horno a 180ºC. A continuación, con una batidora de varillas, amasar la harina con la levadura en polvo, 125g de azúcar, el azúcar avinillado, la sal, la margarina y los dos huevos hasta obtener una masa homogénea.
  2. Cubrir con papel de horno el fondo de un molde desmontable de 24 centímetros de diámetro. Distribuir la masa en el molde y alisar la superficie con la ayuda de una espátula de silicona.
  3. Hornear durante 30 minutos a 180ºC.
  4. Sacar del molde y dejar enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, retirar el papel de la base del bizcocho. Con un cuchillo de sierra, cortarlo por la mitad. Una parte va a ser la base y la otra nos va a servir para cubrir la crema de queso.
  5. Para preparar la crema de queso: Poner a hidratar las hojas de gelatina en un bol con agua fría. Mientras tanto, mezclar el queso cremoso con el yogur, el zumo de limón y la ralladura de la cáscara de limón.
  6. Escurrir la gelatina y calentarla en un pequeño cazo para que se funda con la ayuda de unas cucharadas de la crema de queso anterior. 
  7. Cuando la gelatina se haya disuelto perfectamente, pasar el contenido del cazo al bol con el resto de la crema de queso y mezclarlo todo bien para que la gelatina se distribuya por toda la mezcla.
  8. Por otra parte, montar la nata a punto de nieve bien firme junto con el azúcar glas. Incorporar la nata al relleno de queso con movimientos envolventes para evitar que se baje la nata.
  9. Volver a colocar el fondo de bizcocho sobre el mismo molde (desmontable de 24 centímetros de diámetro). Distribuir sobre él la crema de queso y alisar la superficie. Introducir en la nevera unas 2 horas.
  10. Cuando la superficie haya solidificado, colocar por encima la otra parte del bizcocho, pero en esta ocasión, cortado en triángulos.
  11. Volver a introducir en el frigorífico hasta el día siguiente para que el relleno esté bien consistente.
  12. Desmoldar y, antes de servir, decorarla con azúcar glas.


4 comentarios:

  1. Me encantan las tartas tipo mousses que ricas, esta te quedó muy bonita con esos cortes, me gusta. Besos

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Norma.
      Un saludo!! =))

      Eliminar

Analytics