domingo, 18 de septiembre de 2016

Tarta de plátano y mantequilla de cacahuete


La mezcla de plátano y mantequilla de cacahuete es una combinación que nunca falla. Dos sabores que van súper bien juntos, como en esta tarta, a la que además le he añadido un toque de cacao en polvo dentro del frosting que la envuelve. 

Una delicia. 



Está formada por dos bizcochos de crema de cacahuete y plátano, muy jugosos y dulces. Tal cual están buenísimos. Es más, si os gusta esta fruta, os recomiendo que probéis esta masa como si fuera un pastel, únicamente cubierta por un frosting de queso crema. No necesita más. Veréis qué rico. 



Y si los bizcochos son irresistibles, la crema con las que los he convertido en tarta los hace aún más deliciosos. He hecho un frosting de queso, al que he añadido un toque de mantequilla de cacahuete y un poquito de cacao en polvo. El resultado es tremendo. Creedme. Es una de esas tartas que, cuando acabas de comer una porción, te invade un deseo irrefrenable de comer otro pedacito, y otro, y otro más, y un poquito más (para "igualar")... 

Un no parar, hasta que no quedan ni las migas. Os aviso.





Tarta de plátano y mantequilla de cacahuete:

INGREDIENTES (para una tarta de 18cm)
- Para dos bizcochos de 18cm:
  • 2 plátanos bien maduros
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 240g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • una pizca de sal
  • 50g de mantequilla de cacahuete cremosa o con trocitos (la que prefiráis)
  • 40g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 280g de azúcar 
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 185g de leche entera + 1 cucharada de zumo de limón (mezcla que habremos dejado reposar, al menos, 10 minutos)
- Para el frosting de queso crema, mantequilla de cacahuete y cacao:
  • 125g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 25g de mantequilla de cacahuete cremosa
  • 280g de azúcar glas muy fino (icing sugar)
  • 150g de queso crema
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • unos cacahuetes tostados, para decorar


PREPARACIÓN
- Para los bizcochos:
  1. Precalentamos el horno a 140ºC y engrasamos dos moldes de 18cm de diámetro, cubrimos también su base con papel vegetal, y reservamos.
  2. Aplastamos los plátanos con un tenedor hasta obtener un puré. Le añadimos el zumo de limón, y mezclamos.
  3. Por otro lado, tamizamos la harina con la levadura química y la sal. Apartamos.
  4. En un bol grande, batimos la mantequilla de cacahuete y la mantequilla normal con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y esté cremosa. Agregamos los huevos, de uno en uno. A continuación, incorporamos la vainilla.
  5. Agregamos la mezcla de harina, alternándola con el buttermilk (la mezcla de leche y zumo de limón).
  6. Por último, integramos el puré de plátano.
  7. Repartimos la preparación entre los dos moldes y horneamos 50-55 minutos a 140ºC. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

- Para el frosting de queso crema, mantequilla de cacahuete y cacao:
  1. Añadimos las mantequillas al bol de la batidora, y batimos hasta que estén blanditas y cremosas. Agregamos el azúcar glas tamizado, y batimos durante unos 7 minutos -comenzando por una velocidad baja, y vamos subiendo- o hasta que veamos que tiene una textura muy cremosa y suave. 
  2. A continuación, incorporamos el queso crema, y seguimos batiendo hasta que no quede ningún grumito. Por último, añadimos el cacao en polvo, y seguimos batiendo hasta lograr una crema bien homogénea. 
  3. Cuando los bizcochos estén completamente fríos, será el momento de formar la tarta. Para ello, colocamos uno de ellos en la base de un plato o stand de presentación, y cubrimos con el frosting. Colocamos el otro bizcocho, y cubrimos la superficie y las paredes con más frosting. Decoramos con unos cacahuetes tostados y conservamos dentro del frigorífico.


NOTA: El día que hice esta tarta hacía muchísimo calor, por lo que tuve que introducirla en el frigorífico a medida que la cubría. Le apliqué una primera capa a toda la tarta, y la metí a enfriar durante 20 minutos. La saqué, y le apliqué una segunda capa. La conservé dentro de la nevera hasta el momento de servir.

¡¡Un besazo!!

3 comentarios:

  1. Hola! Qué pinta más buena, estamos deseando probar esta combinación de sabores y este frosting de queso tan diferente! Besis

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. No, no es en polvo. Leche entera de brick. Os doy la cantidad en gramos, porque me resulta más sencillo y preciso pesarla que medirla en una jarra.
      Un abrazo

      Eliminar

Analytics