martes, 12 de julio de 2016

Pancakes


Han tenido que transcurrir cinco años como bloguera repostera, para preparar mis primeros pancakes. Era una receta que siempre había querido probar, sobre todo, con lo mucho que me gustan otras masas líquidas similares, como la de los crêpes o los blinis. Pero, como suele ocurrir, siempre acababa probando otro tipo de dulces o experimentando con otras recetas que creía más interesantes. 




Tras probar los pancakes, podría deciros algo así como: "¡lo que me he estado perdiendo!" o "¡cómo he podido pasar 25 años de mi vida sin pancakes!" Pero lo cierto es que no son para tanto. Están ricos, sí, pero me gusta mucho más la masa de los crêpes, más fina, suave y jugosa. Esta, sin embargo, me ha parecido algo más áspera, como una esponja, que lo absorbe absolutamente todo. 


Contra todo pronóstico, como más me han gustado ha sido empapados en una generosa cantidad de sirope de arce. Hace tiempo os contaba a través de mi cuenta en Instagram que no era santo de mi devoción, pero ya puedo decir que, definitivamente, ME HE RECONCILIADO CON EL SIROPE DE ARCE. Es más, para esta masa, me ha parecido el mejor de los acompañamientos posibles. Le aporta dulzor, sabor y mucha jugosidad. 

En definitiva, es una masa ideal para comer acompañada de una salsa que empape bien. 


A pesar de no ser la masa más rica del mundo, os aseguro que a mí me ha gustado, de lo contrario no me hubiera comido tres pancakes y medio de una sentada ni compartiría la receta con vosotros. Y, además, son hiper-mega fáciles de preparar. Tan solo tendréis que introducir todos los ingredientes dentro del vaso de la batidora y triturar hasta que no haya grumos; en ese preciso momento, tendremos la masa lista para cuajar en una sartén ligeramente untada de mantequilla.

Por cierto, la receta la he copiado descaradamente de la página web de mi querida Nigella. 



Pancakes:
Receta de Nigella Lawson 

INGREDIENTES (para unas 10 unidades)

  • 1 cucharada de levadura química en polvo
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de azúcar blanquilla
  • 2 huevos L (batidos)
  • 30g de mantequilla (fundida y fría)
  • 300mL de leche
  • 225g de harina

ELABORACIÓN

  1. Añadimos todos los ingredientes al vaso de la batidora, y trituramos durante unos segundos, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  2. Calentamos un poquito de mantequilla en una sartén antiadherente, y vertemos un cucharón de la preparación anterior.
  3. Cuando empiecen a formarse burbujitas sobre la superficie, será el momento de darle la vuelta para cocinar la tortita por el otro lado. Volvemos a pincelar la sartén con un poco de mantequilla, y cocinamos la otra parte del pancake. Sabremos que está hecho, cuando se despegue de la sartén. Vamos apilando las tortitas sobre un plato. Repetimos estos mismos pasos con el resto de la masa. 


¡Un besazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Analytics