domingo, 13 de diciembre de 2015

Empanada de pollo y piña


Hoy iba a publicar otra receta que, por eso de variar, sería dulce. Otra más. Pero finalmente me he decantado por esta. Una empanada de hojaldre cuyo relleno es obra y gracia de mi madre. Idea, por cierto, copiada de una pastelería. Pero, de mi madre, al fin y al cabo. Ella ha hecho todo el relleno, y yo solo me he encargado de darles forma a las empanadas.




Y es que ha sido mi madre, precisamente, quien casi me ha obligado a subirla hoy. Y os preguntaréis por qué. Pues bien, resulta que últimamente ha habido unas personas que, con tono pelusón, critican mi blog por carecer de platos salados, platos para comer el día a día, y que también dicen querer recetas con Thermomix... En fin... ¡Por pedir que no quede! Y yo, obediente y siempre generosa, cual bloguera-repostera que se precie, aquí les dejo un plato salado. Lástima que quienes me critican no lo vayan a ver. Lo más probable es que jamás lean este post. Pero aquí lo dejo. Aquí lo digo. Aquí quedará por siempre. Sobra decir que este es mi blog, y comparto en él lo que quiero. Vale que al principio había cocina del día a día, sí, pero quienes me conocen un poquito saben que a medida que iba profundizando en el mundo del dulce, me iba enamorando más y más de él. Me gusta la pastelería, salada y dulce -sobre todo-, y este blog es mi manera de compartir con el mundo esta afición que tanto me gusta, y tanto llena mi vida. Por no hablar de todo lo que me ha dado este blog, pero eso bien merece un post aparte.


Aunque me ha venido bien para contaros esto, que tenía unas ganas locas de soltarlo, lo cierto es que no he horneado esta empanada por estas personillas que critican sin saber, porque desde hace ya unos cuantos años tengo un chubasquero que no deja que críticas insustanciales me dañen, sino porque a mí me apetecía, y quería que vosotros -quienes realmente me leéis- la conozcáis. Porque creo que merece la pena. 


La idea para el relleno, como os he dicho unos párrafos más arriba, mi madre la ha "copiado" de una confitería. Le pareció un relleno tan original y, encima ¡rico!, que no pudo evitar intentar reproducirlo en casa. ¡¡Y qué voy a decir yo!! ¡¡Está más rica que aquella en la que se inspiró!!

Un relleno a base de cremoso bechamel, pechuga de pollo rehogada y pedacitos de piña. Una delicia que combina a la perfección con el crujiente y ligero hojaldre que la envuelve. De ñaaaaaammmm!!!



Empanada de pollo y piña:

INGREDIENTES

  • 2 láminas de hojaldre refrigerado
  • 70g de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 350g de leche
  • 3 rodajas de piña, cortadas en daditos
  • Media pechuga de pollo cortada en daditos
  • Sal 
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • 1 huevo batido


PREPARACIÓN

  1. Comenzamos rehogando el pollo. Para ello, vertemos aceite de oliva virgen extra en una sartén, el suficiente como para cubrir el fondo. Mientras tanto, salpimentamos los daditos de pollo. Cuando el aceite esté caliente, añadimos el pollo. Procuraremos que no se cocine demasiado, sólo lo justo para que se selle. Retiramos del fuego y reservamos.
  2. Por otro lado, calentamos en un cazo la mantequilla con un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando se caliente, agregamos la harina y la dejamos cocinar, removiendo constantemente para que no se nos pegue. Cuando adquiera un bonito tono dorado, vertemos en hilo la leche. Removemos y agregamos sal y un pellizco de nuez moscada. Seguimos removiendo. 
  3. Cuando la preparación entre en ebullición, añadimos el pollo y la piña. Mezclamos bien y seguimos removiendo hasta obtener una bechamel espesita. Reservamos hasta que se temple.
  4. Precalentamos el horno a 200ºC.
  5. Cortamos 8 cuadrados de hojaldre. Colocamos cuatro de ellos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Repartimos la mezcla de pollo y bechamel sobre el hojaldre, procurando dejar libres unos 2cm de cada lado.
  6. Pintamos ligeramente los bordes libres con un poquito de huevo. A continuación, colocamos con suavidad sobre la mezcla otro cuadrado de hojaldre. Presionamos un poquito los bordes y, terminamos, pintando la superficie con una ligera capa de huevo batido.
  7. Horneamos 20 minutos a 200ºC.

¡Un besazo!

4 comentarios:

  1. Que idea mas genial con piña no la había probado, bssss

    ResponderEliminar
  2. Receta fácil y estupenda :)
    con ese toquetico así afrutado seguro que queda muy rico
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. Dulce y saladao? Y encima en hojaldre?? Ya me has conquistado!! Pero qué rica esta empanada. Estaba pensando en lo bien que quedaría como aperitivo estas Navidades, pero como va a ser triunfo seguro merece la pena hacerla durante todo el año. Con tu permiso te cojo un trocito que ya me va entrando hambre para la cena, jiji ;) 1 beso enorme Elena y felices fiestas!!

    ResponderEliminar

Analytics