jueves, 5 de noviembre de 2015

Carrot cake


El lunes mi abuela cumplió 88 años, y para celebrarlo horneé una tarta que nunca antes había hecho: carrot cake. Sé que a estas alturas no tiene sentido, pero lo cierto es que han sido necesarios casi cinco años de blog, unos donuts y unos cupcakes con este mismo sabor (y comprobar que está rico -mucho- y muy jugoso) para armarme de valor y prepararla. 




Mi mayor temor era el sabor, y más aún teniendo en cuenta que la zanahoria no es santo de mi devoción. Pero la mezcla del dulzor de la zanahoria con el sabor de las especias es delicioso. Muy otoñal. Exquisito. Una delicia.


Además, el bizcocho queda hiper jugoso, y no sólo por la zanahoria. Para la masa utilicé azúcar moreno -con más humedad que el blanco- y miel, que no le afecta nada al sabor, tan solo va a hacer que nuestra tarta esté más húmeda. 

Espero que os guste mi versión y la probéis en vuestras casas. 




Carrot cake (tarta de zanahoria):

INGREDIENTES 
- Para el bizcocho (18cm):

  • 95g de aceite de oliva virgen extra
  • 210g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 50g de miel
  • 100g de yogur griego
  • 260g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 5 zanahorias medianas (en total, 170g de zanahoria pelada y rallada)



- Para la crema de queso:

  • 125g de mantequilla, a temperatura ambiente 
  • 250g de azúcar gala fino (o icing sugar)
  • 250g de queso crema



PREPARACIÓN 
- Para el bizcocho:

  1. Precalentemos el horno a 180ºC.
  2. Mezclamos, en primer lugar, el aceite de oliva con el azúcar moreno. Añadimos los huevos, y seguimos mezclando. A continuación, incorporamos la miel, y el yogur.
  3. Por otro lado, tamizamos juntos la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Se lo añadimos en forma de lluvia a la mezcla anterior. Y mezclamos cuidadosamente con la ayuda de una espátula de goma.
  4. Agregamos, en último lugar, la zanahoria, y mezclamos hasta que se reparta por toda la crema.
  5. Vertemos la mezcla en dos moldes de 20cm de diámetro, previamente engrasados y cubierta su base con papel vegetal, y horneamos 25-30 minutos a 180ºC. Dejamos que se entibien antes de desmoldarlos, y los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



- Para la crema de queso:

  1. Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Comenzamos a velocidad baja, y vamos subiendo la velocidad a medida que los ingredientes se vayan integrando, y mantenemos a velocidad alta hasta que la mezcla esté bien cremosa y muy blanca.
  2. Por último, añadimos el queso y seguimos batiendo hasta que se incorpore a la crema. 
  3. Cuando los bizcochos estén completamente fríos, formamos la tarta. Extendemos una capa de crema entre los dos bizcochos y, después, sobre las paredes y la superficie. Para terminar, podemos espolvorear un poco de crocanti de almendra.


Un besazo!!! 

4 comentarios:

  1. Gosto muito de bolos de cenoura, nunca lhe juntei gengibre e canela , e fiquei curiosa com o sabor.
    Ficou um bolo lindo, a fatia esta uma delicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la mezcla de canela y jengibre me parece un sabor muy navideño, por eso siempre suelo añadirlos juntos. Está muy rico.

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado la tarta.

      Un beso muy fuerte!!

      Eliminar
  2. Me quito el sombrero ante esta tarta porque más espectacular no puede ser. Tu abuela debe estar aún con la boca abierta ante semejante regalo culinario que le has hecho, qué feliz y qué cumpleaños más especial va a tener. No sabía lo de la miel, así que cuando la prepare probaré a ponerle a parte del azúcar moreno, porque sí que es verdad que a estas tartas le queda muy bien el bizocho húmedo. Así que feliz cumple a tu abuelita,a disfrutar juntas y felicidades a tí por esta tarta tan preciosa. 1 besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de la miel es un troquito que funciona. Les da a las masas una jugosidad que permance durante más tiempo que si no se añade.

      ¡¡Muchas gracias de parte de mi abuela!!

      ¡¡Un fortísimo abrazo!!

      Eliminar

Analytics