jueves, 8 de octubre de 2015

Panna cotta con mousse de chocolate quemado


Al fin os traigo la receta de la que os hablé la semana pasada. Siento el retraso. Os prometo que no me había olvidado de vosotros ni de que tengo un blog que alimentar. Aunque por un momento pensé que jamás me podría sentar delante del ordenador a escribir este post, he podido sacar un hueco, y ya tenéis aquí la entrada con la que aprovechar el jugoso bizcocho de mango que compartí hace más de una semana con vosotros (¡¡¡¡horror!!!! ¡¡¡¡¡una semana!!!!!)




Una receta que creo que os va a gustar mucho, mucho, y que la vais a hacer en vuestras casas en cuanto terminéis de leer este post. Un postre con el que os sentiréis unos expertos pasteleros. 


La receta pertenece a un curso de Pastelería en el que me he matriculado recientemente, y que estoy compaginando con otros cursos y ocupaciones (de ahí que me las vea y me las desee para encontrar un hueco para el blog), y es espectacular. De sabor excepcional, un dulce bizcocho de mango sirve de base para una panna cotta con mucho sabor a vainilla, de la de verdad, y una cremosísima mousse de intenso chocolate negro. 




Panna cotta con mousse de chocolate quemado:

INGREDIENTES (para 6 unidades)

- Para el bizcocho de mango:
receta aquí (haríamos un bizcocho de 22 x 22cm, aproximadamente, que se hornearía en unos 10 minutos)

- Para la mousse de chocolate quemado:
  • 23g de azúcar
  • 50g de nata
  • 40g de yema de huevo (aproximadamente, una yema)
  • 88g de chocolate de cobertura
  • 182g de nata semimontada

- Para la mousse de panna cotta:
  • 125mL de nata
  • 20g de azúcar
  • algo menos de media vaina de vainilla
  • 3g de gelatina en hojas
  • 100g de nata semimontada


PREPARACIÓN

- Para la mousse de chocolate quemado:
  1. Caramelizamos en seco los 23g de azúcar, descaramelizamos con la nata, unimos y añadimos la yema, sin dejar de remover para que el huevo no cuaje. Retiramos del fuego y unimos con el chocolate para hacer una ganache.
  2. Cuando la ganache esté a 40ºC, añadimos la nata semimontada, y mezclamos bien.
  3. Cubrimos la base de seis moldes de flanera con papel sulfurizado y repartimos sobre ellos la mousse, alisamos la superficie y reservamos en la nevera.

- Para la mousse de panna cotta:
  1. Calentamos 125mL de nata con la vainilla y lo dejamos infusionar. 
  2. Añadimos la gelatina previamente remojada en agua fría, y mezclamos el azúcar hasta conseguir una disolución perfecta. Reservamos.
  3. Semimontamos la nata restante y mezclamos con la infusión cuando esta esté a unos 35- 40ºC.
  4. A continuación, sacamos del frigorífico los moldes y, sobre la mousse de chocolate, vertemos la mousse de panna cotta. Volvemos a introducir en la nevera hasta que se enfríe. 
  5. Una vez que tengamos el bizcocho cocido y frío, con un cortapastas redondo, cortamos círculos del tamaño de los moldes, y los colocamos sobre la panna cotta. Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Un besazo!!!

4 comentarios:

  1. Un postre de diez, bonito, sabroso y una presentación genial
    y no es difícil
    me encanta
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias!! Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Qué postre más cuqui te ha quedado, parece de una pastelería parisina, presentación un 10 y sabor seguro que te llevas la matrícula de honor también. 1 besazo y disfruta del finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!

      Un beso muy fuerte para ti también!!

      Eliminar

Analytics