sábado, 5 de septiembre de 2015

Bizcocho de naranja extraordinariamente jugoso


Antes de nada, perdón. Disculpad mi ausencia durante estos días. Durante esta última semana me ha sido imposible sacar tiempo para subir al blog este bizcocho que hace ya varios días os enseñaba a través de mi cuenta en Instagram. Un bizcocho muy jugoso, que ya horneé hace más de dos meses pero, por aquel entonces, con sabor a limón.




Y es que desde que lo probé por primera vez, la idea de prepararlo con naranja no dejaba de rondar en mi cabeza. Pero, sobre todo, se hizo más persistente desde que, a los pocos días, veía en una pastelería un bizcocho de naranja con un intenso color anaranjado, que levantó todas mis sospechas. Me llamó mucho la atención porque, cuando en mi casa se ha horneado un bizcocho de estas características, siempre ha tenido un color claro, sólo salpicado por pequeñas migas de ralladura de naranja. 


Llamadme tiquismiquis o demasiado exigente, pero ese aspecto no me convenció. Tampoco su textura acompañaba, ni su apariencia seca, capaz de llevarme al atraganto a los dos primeros bocados. No lo caté. Ni ganas. 

Y menos aún habiendo probado uno como el que hoy os enseño en el blog. Como ya os dije en el post del de limón: extraordinariamente jugoso y mega sencillo, sin tener que batir, sólo mezclar. Os parecerá mentira que siendo tan fácil resulte tan bueno.



Bizcocho de naranja extraordinariamente jugoso:

INGREDIENTES 
- Para el bizcocho:

  • 260g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura química en polvo
  • 3/4 de cucharadita de sal
  • 250g de azúcar
  • 2 cucharaditas de ralladura de naranja
  • 220g de yogur griego
  • 65g de aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de zumo de naranja


- Para el glaseado:

  • 180g de icing sugar o azúcar glas fino
  • El zumo de media naranja (pequeña)



PREPARACIÓN 
- Para el bizcocho:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos y enharinamos un molde rectangular. 
  2. Tamizamos juntas la harina, la levadura y la sal. 
  3. Por otro lado, con las puntas de los dedos, mezclamos la ralladura de naranja con el azúcar. 
  4. En un bol grande, mezclamos el yogur y el aceite. A continuación, agregamos los huevos y, por último, el zumo de naranja. Agregamos, sobre esta preparación, la mezcla de azúcar y ralladura de linaranja y, después, la mezcla de harina. Mezclamos con una espátula de goma hasta obtener una masa homogénea.
  5. Vertemos sobre el molde y horneamos 50-55 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.



- Para el glaseado:

  1. En un pequeño cuenco, mezclamos con la ayuda de un tenedor o unas varillas manuales el icing sugar tamizado con el zumo de naranja hasta que no quede ningún grumito. Podemos ir añadiendo más azúcar hasta que comprobemos que el glaseado tiene la textura que deseamos.
  2. Vertemos sobre el bizcocho horneado y completamente frío. Volvemos a dejar reposar unos 30 minutos o hasta que el glaseado se endurezca.

6 comentarios:

  1. Una receta estupenda, fácil y vistosa
    me gusta, la apunto
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Que delicia, te quedó un bizcocho la mar de rico. Bssss y buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. hola bonitaaaa, si que tiene que estar rico este bizcocho, la pinta es brutal. besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rico no, riquísimo. ¡Muchísimas gracias!

      Un besazo!!

      Eliminar

Analytics