domingo, 9 de agosto de 2015

Pastel de patata y jamón de York


Estoy segura de que en cuanto terminéis de leer este post, os vais a meter en la cocina para hacer la receta. Porque os va a encantar. 

Veréis.


Consiste en un pastel salado mega cremoso. Con un suave sabor y una textura muy delicada, dos características que se deben a que se prepara, fundamentalmente, con puré de patatas. Por esto, cuanto más fino lo dejéis, más cremoso quedará el pastel.


Además de esto, un poco de jamón cocido y queso emmental le aporta un punto salado y una mezcla de sabores que combina a la perfección con la patata. 


Por supuesto, todos estos ingredientes los podréis variar en función de vuestros gustos, de los productos que tengáis en la despensa o, por qué no, lo innovadores que queráis ser en la cocina. Por daros unas cuantas ideas: os puedo decir que le va genial el beicon, así como el jamón serrano. Si os gustan los sabores fuertes, también, la sobrasada, un queso curado o incluso unas verduritas salteadas pueden ser unas buenas alternativas. 



Pastel de patata y jamón de York:
Receta del coleccionable "Tú también puedes ser un chef", número 26.

INGREDIENTES 

  • 800g de patatas cocidas
  • 100g de jamón de York, cortado en trocitos
  • 100g de queso emmental rallado
  • 3 huevos
  • 4 cucharadas de harina 
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de perejil, picada
  • 2 cucharadas de mantequilla, cortada en cubos 
  • Nuez moscada 
  • Sal
  • Pimienta




PREPARACIÓN 

  1. Pelamos las patatas y las aplastamos o rallamos hasta obtener un puré fino. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC y untamos con mantequilla el fondo y las paredes de un molde de 20cm de diámetro.
  3. En un bol grande, batimos los huevos. Añadimos la harina, la leche y el aceite de oliva, y batimos de nuevo. 
  4. Incorporamos el queso, el perejil y condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada.
  5. Agregamos el jamón y mezclamos. Por último, añadimos el puré de patatas. Mezclamos bien hasta obtener una crema homogénea.
  6. Vertemos la mezcla en el molde y, por encima, repartimos los cuadraditos de mantequilla.
  7. Horneamos 35-45 minutos a 180ºC.  Dejamos enfriar antes de desmoldar y servimos acompañado de salsa de tomate. Podemos comerlo a temperatura ambiente, frío o templado, en este caso, con que lo calentéis unos 5 minutos en el horno será suficiente.


Un besazo!!!!! 

2 comentarios:

  1. En casa lo hemos comido alguna vez porque queda muy rico y es fácil
    n beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy sencillo y está riquísimo.

      Un besazo

      Eliminar

Analytics