sábado, 7 de marzo de 2015

Fat rascals


Últimamente estoy hiper relajada. Aunque aún no he terminado las clases, me estoy desquitando de tanto estrés acumulado. Tras unas semanas larguísimas, en las que no descansábamos ni durante los fines de semana, ahora estoy dedicando el 100% del tiempo de mis findes a hacer lo que más me gusta: hornear, leer y acompañar los dulces que horneo con un reconfortante y relajante té. 




Una receta ideal para tomar junto con ese té del que os hablo es esta que hoy os presento: fat rascals. 

¿¿??

Así dicho, lo más probable, es que a muchos de vosotros no os suene de nada este nombre. No os preocupéis. A mí me pasó lo mismo. 

Pero, ¿y si os digo scones? 

¿A que esto ya os suena más?

Pues, los fat rascals son unos scones con frutas secas variadas entre la masa y decorados con dos cerezas confitadas y una almendra.


Por supuesto, como todo en la cocina, esto tiene un origen. Os cuento.

Surgen en Yorkshire, en los años ochenta, cuando Helen Frankel, asistente de ventas y marketing en Betty's Café Tearooms, decide dar un toque diferente a los scones. Para ello, crea unos scones de fruta, en cuya superficie dibujarían una cara hecha con dos cerezas (que simularían los ojos) y una almendra (que sería la boca). Desde su lanzamiento, los fat rascals se convierten en el producto más reconocido y vendido del Betty's Café, hasta la actualidad.


Ni qué decir tiene que están HIPER BUENOS. Blanditos y con un agradable toque de canela y nuez moscada.

Riquísimos.



Fat rascals:
Receta de The Great British Book Of Baking (p.282)

INGREDIENTES (para 6 unidades grandotas)
- Para la masa:
  • 250g de harina con levadura 
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • Un pellizco de nuez moscada
  • 75g de azúcar
  • 100g de mantequilla, fría y cortada en dados
  • 125g de frutas secas variadas o frutas confitadas (pasas, cranberries, papaya, mango, cerezas, albaricoques...; las que tengáis en casa)
  • 1 huevo batido
  • 125mL de nata espesa mezclada con 1/2 cucharadita de zumo de limón

- Para decorar:
  • 1 huevo batido 
  • 12 cerezas glaseadas confitadas
  • 6 almendras


PREPARACIÓN 
  1. Precalentamos el horno a 200ºC. Mezclamos la harina, la canela y la nuez moscada. Añadimos el azúcar. 
  2. Agregamos la mantequilla y mezclamos con la punta de los dedos hasta obtener una masa como de migas. Añadimos las frutas secas y mezclamos con una cuchara de madera. 
  3. Agregamos el huevo y la nata y mezclamos hasta conseguir una masa firme (pero no seca).
  4. Dividimos la masa en seis porciones iguales y formamos una bola con la ayuda de dos cucharas, y colocamos cada porción sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Decoramos con dos cerezas (ojos) y una almendra (boca). Pintamos con huevo batido y horneamos 30 minutos a 200ºC o hasta que adquieran un bonito tono dorado y estén firmes al tacto. Dejamos enfriar durante 5-10 minutos en una rejilla y servimos recién hechos, aún calientes, en el mismo día.


Un besazo y ¡feliz fin de semana!

4 comentarios:

  1. Jo q buena pinta tienen hace tiempo me regalaron una cajita de esta maravilla y era comer uno detrás de otro sin parar ja ja.don un vicio.me encanta la receta y no parece complicado habrá q intentarlo. un besazo y muy buen finde q x fin en Salamanca tenemos algo de calorcito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca antes los había probado, y ahora que los conozco no sé si podría vivir sin ellos. Están súper ricos!!! Y, como tú dices, un vicio, de empezar y no parar. Jejjeje
      Feliz fin de semana para ti también, y a aprovechar el solecito bueno que tenemos!!!
      Un beso muy fuerte!!

      Eliminar
  2. Recuerdan algo a las peronillas extremeñas, muy buena pinta, enhorabuena. http://www.artemaderaolivo.com/

    ResponderEliminar

Analytics