miércoles, 16 de julio de 2014

Crumble cake con frutos rojos (Pastel crujiente con frutos rojos)


Hay ocasiones en que navegando por Internet te encuentras por casualidad con una de esas recetas cuya apariencia es excepcional, como de pastelería, con una combinación de ingredientes buenísima y, además, mega fácil de hacer, y de forma instantánea te dices: "esta la tengo que probar sí o sí. Mañana mismo la hago".




Esto fue lo que me ocurrió hace pocos días.

Fue ver la fotografía de esta receta en Fit, Fun & Delish! e inmediatamente salir a comprar los ingredientes necesarios para elaborarla. No me pude resistir. Tenía que probarlo!!!


Y realmente las fotografías no engañaban. Porque resulta un pastel taaaaaaaaaaaan bueno. Con un interior tan esponjoso y blandito... 

Además, está relleno de nuestros frutos rojos preferidos, los cuales aportan un ligero toque ácido que contrasta a la perfección con el dulzor del pastel.


Pero si el interior es delicioso, os puedo asegurar que la capa superior es aún mejor. Un crumble INSUPERABLE. El mejor que he hecho hasta ahora. Excelente. Maravilloso. Extra-mega-hiper crujiente. Y con un sabor buenísimo, porque está especiado con canela y nuez moscada (mi mezcla de especias preferida, la mejor combinación para un dulce) y porque está elaborado con light brown sugar, un tipo de azúcar moreno de textura blandita con un sabor ligeramente a tostado. Un azúcar de ñaaaaammm para un pastel de reñaaaaaaaammmm...


En casa no ha durado nada. Y es que os aseguro que ha sido de los mejores de los mejores dulces que he preparado desde que empezara a escribir este blog, hace ya más de tres años y medio.




Crumble cake con frutos rojos (Pastel crujiente con frutos rojos)
Receta adaptada de Fit, Fun & Delish!

INGREDIENTES
- Para el streusel:
  • 60g de azúcar blanco
  • 70g de light brown sugar
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada
  • 125g de mantequilla fundida
  • 210g de harina

- Para el pastel:
  • 94g de margarina, a temperatura ambiente
  • 180g de azúcar blanco
  • 2 huevos, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón
  • 170g de yogur griego
  • 200g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200g de frutos rojos variados (frambuesas, arándanos, moras...)

- Para decorar:
  • Azúcar glas
  • Frutos rojos variados frescos




PREPARACIÓN
- Para el streusel:
  1. En un bol de tamaño mediano, mezclamos con una cuchara los azúcares, la canela y la nuez moscada.
  2. Vertemos la mantequilla fundida y, por último, la harina. Y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Reservamos.

- Para el pastel:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos y enharinamos un molde de 20cm de diámetro.
  2. En un cuenco, tamizamos juntos la harina con la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservamos.
  3. Por otro lado, batimos la margarina con el azúcar durante 4-5 minutos a velocidad alta. 
  4. Cuando la mezcla esté cremosa, reducimos la velocidad al mínimo y añadimos los huevos, de uno en uno. A continuación, la vainilla, la ralladura de limón y el yogur griego.
  5. Con la velocidad al mínimo, agregamos los ingredientes secos y batimos lo justo hasta que se incorporen.
  6. Añadimos los frutos rojos y mezclamos con cuidado con una espátula. Vertemos la masa sobre el molde preparado. 
  7. Rompemos con los dedos la masa de streusel que tenemos reservada. Formamos como bolitas. Y las espolvoreamos sobre la mezcla anterior, procurando cubrir toda la superficie.
  8. Horneamos de 45 a 50 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar por completo, desmoldamos y decoramos con azúcar glas y frutos rojos frescos.



Espero que os haya gustado.

Un beso!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics