martes, 6 de mayo de 2014

Tarta de crema de plátano - Merengues (dos recetas!!!)


En mi casa, cada vez que celebramos algo preparamos un postre especial. Y este domingo no podía ser menos. 

Con motivo del Día de la Madre preparé una tarta de crema de plátano. 


Estaba riquísima. Y no es que supiera igual de bien que sonaba. No, no. Es que sabía mucho mejor de lo cualquiera pueda llegarse a imaginar.



Nunca antes había comido una tarta de fruta tan cremosa y suave. Nada empalagosa y con muuuucho plátano. 


¡Hasta la base contiene plátano! Pero no solo eso, la base está hecha fundamentalmente con galletas María trituradas y margarina, con lo que al hornearla adquiere un sabor a tostado súper bueno. 


El relleno está compuesto por plátano y una crema deliciosa. 

Reconozco que, en un primer momento, yo era un poco reticente a hacer esta tarta, más que nada por la crema, por si sabía a crema pastelera (como ya os he contado alguna que otra vez, una de las cremas que menos me gustan en este mundo y que suelo evitar siempre que puedo es la crema pastelera). Pero ¡¡no tiene nada que ver!! Está riquísima. Para que os hagáis una idea, recuerda a las natillas, pero es mucho menos empalagosa y suave. Además, tiene una textura cremosísima. 


Para terminar, la tarta está rematada con una buena cantidad de nata montada y ¡¡más plátano!!



Al final, el resultado es una tarta absolutamente adictiva. 


Tarta de crema de plátano (para un molde de 23cm de diámetro)
Receta del coleccionable "Ahorra con la cocina de temporada" de Pronto, p.42.

INGREDIENTES
- Para la base:
  • 1 plátano maduro
  • 250g de galletas María trituradas
  • 80g de azúcar
  • 60g de margarina derretida

- Para el relleno:
  • 5 plátanos maduros, cortados en rodajas
  • 120g de azúcar
  • 2 cucharaas de mantequilla
  • 55g de harina fina de maíz
  • 375mL de nata líquida para montar (mín. 35% m.g.)
  • 375mL de leche entera
  • 3 yemas de huevo

- Para la cobertura:
  • 375mL de nata líquida para montr (mín. 35% m.g.)
  • 2 cucharadas de icing sugar o azúcar glas
  • 1 plátano


PREPARACIÓN
- Para la base:
  1. Precalentamos el horno a 175ºC. 
  2. Mezclamos en un cuenco las galletas trituradas, el azúcar, un plátano chafado y la margarina derretida hasta que la mezcla se homogeneice. También podemos mezclarlo todo en un procesador hasta que la mezcla forme una bola.
  3. Forramos con esta masa la base y las paredes del molde y enfriamos en la nevera durante unos 30 minutos.
  4. A continuación, introducimos en el horno 15 minutos a 175ºC. Dejamos enfriar.

- Para el relleno:
  1. Mezclamos el azúcar con la harina de maíz en un cazo. Incorporamos la nata y la leche. Removemos hasta que la maizena se diluya. Añadimos las yemas y calentamos a fuego medio. 
  2. Removemos constantemente con las varillas hasta que empiece a espesarse.
  3. Fuera del fuego, añadimos la mantequilla y mezclamos.
  4. Vertemos la crema sobre un bol y lo dejamos reposar en el frigorífico durante una hora.
  5. Distribuimos una parte de la crema en la base de galletas. Cubrimos con una capa de rodajas de plátano. Repetimos el procedimiento y terminamos con una capa de relleno.
  6. Reservamos en la nevera durante unas 8 horas.
  7. Antes de servir, decoramos con nata montada con azúcar y unas rodajas de plátano.



¡¡No os vayáis todavía!!

¡Esperad!

Porque no solo comimos tarta. Con las tres claras de huevo que sobraron no pude evitar probar la receta de los besos de merengue del libro Boutique de Pastelería de Peggy Porschen. 

¡¡Qué ricos!!


Quedaron súper dulces y muy esponjosos por dentro. 

Cómo podéis observar, mis merengues son bastante más grandes que los de Peggy. Los hice así porque no me convencía la idea de tener que comerme cinco o seis y parecer delante de la gente una glotona golosa y hambrienta, mientras que los demás se comen uno o dos. Haciéndolos grandotes consigo que todos comamos uno o dos y que nadie (o sea, yo) destaque por su ansia de dulce.


Uy! Ahora me doy cuenta de que no hice ninguna fotografía del interior de los merengues, para que viérais lo blanditos que quedan. Espero que me podáis perdonar. 

Creedme. Estaban muuuuuy esponjosos.


ÑAM


Merengues
Receta del libro Boutique de Pastelería de Peggy Porschen (p.15)

INGREDIENTES (para unas 25 unidades, la cantidad dependerá del tamaño que les deis; los míos eran grandotes)
  • 3 claras de huevo
  • Una pizca de sal
  • 100g de azúcar blanquilla
  • 100g de icing sugar, tamizado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorantes en gel rosa, azul y amarillo

PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 80ºC y forramos una placa de horno con papel vegetal.
  2. Ponemos las claras de huevo y una pizca de sal en el cuenco de la batidora eléctrica. Batimos a velocidad alta.
  3. A medida que las claras vayan espesándose, agregamos lentamente el azúcar blanquilla. Dejamos de batir cuando el merengue esté bien firme y brillante.
  4. Incorporamos poco a poco el extracto de vainilla y, a continuación, el icing sugar tamizado sobre la preparación de merengue utilizando una espátula de goma.
  5. Dividimos el merengue en tres partes en tres boles separados; conservamos la primera de color natural, mezclamos la segunda con colorante rosa, y la tercera con colorantes azul y amarillo para obtener un bonito tono verde agua.
  6. Rellenamos tres mangas pasteleras con cada una de las tres preparaciones. Formamos unos montoncitos sobre la placa de horno forrada.
  7. Horneamos a 80ºC de dos a dos horas y media o hasta que estén completamente secos.

Ahora sí. Me despido hasta el próximo post.

¡¡Un beso!! Muuuuuuuak

6 comentarios:

  1. Ficou uma bolo lindo e tem um interior fantástico
    Essa fatia esta uma tentação
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario!! =D
      Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Un beso muy fuerte!!

      Eliminar
  2. Que tarta mas rica, la ocasión la merece que mejor que para el dia de la madre. Si tu dices que no es empalagosa me quedo con tu idea ya que me ha encantado, como los merengues que te han quedado preciosos, bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, María José. Sí, te aseguro que no es nada empalagosa, por este motivo se hace imposible no repetir. Está riquísima.
      Los merengues también nos gustaron bastante, pero estos sí son bastante empalagosos. Quedan súper dulces, pero igualmente están muy buenos y súper esponjosos por dentro.

      Un besazo muy fuerte!! =D

      Eliminar

Analytics