sábado, 12 de abril de 2014

Tarta de brócoli y queso gouda


Desde que descubrí la receta de esta tarta salada, no he vuelto a comer el brócoli de otra manera. 

Hasta hace poco preparaba esta verdura de la que creo que es la forma más habitual y extendida: gratinado con salsa bechamel. Pero reconozco que así resulta un poco empalagoso, y se hace un tanto pesado. Es por eso que puede que no lo comiera tan a menudo como debería.



Sin embargo, desde que hice por primera vez esta tarta de brócoli, os aseguro que se ha convertido en uno de mis platos preferidos.


Como veis, es una tarta salada con un relleno riquísimo y cremosísimo: de brócoli y queso tipo gouda. Pero lo que realmente realza esta mezcla de sabores es la base crujiente, una masa elaborada con harinas blanca e integral y ¡¡nueces!!  Y es que el toque de este fruto seco tan sabroso le va de maravilla a la receta. Imaginaos: el sabor intenso del brócoli, la cremosidad del queso gouda y la suavidad de la nata y el huevo unidos al sabor a frutos secos de una crujiente base de masa quebrada con nueces. ¿A que apetece?


La receta de esta maravilla de tarta salada pertenece a mi libro más querido, adorado, amado y por siempre venerado, The Great British Book Of Baking. Tan solo le he cambiado el tipo de queso, porque no soy demasiado amiga de los quesos muy, muy intensos, y la mezcla de harinas para la masa quebrada. El resto de la receta, la he dejado tal cual.


¡Ah, por cierto! Podéis usar un molde redondo de tartaleta tanto de los que se desmontan por la base como de los rígidos o de silicona porque la masa se despega muy bien. No obstante, si usáis estos últimos, tendréis que cortar las primeras raciones dentro del molde para que después os resulte más fácil sacar la pieza.


Tarta de brócoli y queso gouda:

INGREDIENTES (para un molde de tartaleta de 22cm de diámetro)
- Para la masa:
  • 110g de harina blanca
  • 65g de harina integral
  • Un buen pellizco de sal
  • 50g de nueces
  • 110g de margarina bien fría
  • 2 cucharadas de agua muy fría

- Para el relleno:
  • Un brócoli de unos 400g (aproximadamente, unos 250g de ramilletes sin el tronco)
  • 175g de queso gouda
  • 3 huevos medianos
  • 300mL de nata líquida para cocinar (18% m.g.)
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN
  1. Comenzamos preparando la masa. Para ello tan solo tenemos que introducir en un robot de cocina o procesador de alimentos las harinas, la sal y las nueces. Trituramos hasta que las nueces estén finamente picadas. Con el robot en marcha, añadimos la margarina fría cortada en trozos y, por último, el agua. 
  2. Cuando todos los ingredientes estén bien integrados, sacamos la masa del robot y la cubrimos con papel film. La dejamos reposar en la nevera durante 20 minutos.
  3. Pasado este tiempo, retiramos la masa del frigorífico y la estiramos con un rodillo sobre una superficie enharinada. Formamos un círculo de 28cm y cubrimos con él la base y las paredes de nuestro molde (no os preocupéis si la masa se rompe al pasarla de la mesa al molde. Es normal. Fácilmente, podréis unir los trozos dentro del molde y no se notará en absoluto en el resultado final).
  4. Introducimos el molde en la nevera durante un mínimo de 15 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 190ºC.
  6. Cuando la masa se haya enfriado bien, la cubrimos con papel de aluminio y unos pesos. Horneamos 15 minutos a 190ºC. Transcurrido este primer tiempo de horneado, retiramos, con cuidado de no quemarnos, el papel y los pesos y horneamos de nuevo de 5 a 7 minutos a 180ºC.
  7. Mientras la masa se hornea, preparamos el relleno. Vertemos agua con una pizca de sal en una cazuela y la calentamos. Cuando empiece a hervir, añadimos los ramilletes de brócoli. En el momento en que el agua vuelva a hervir, cocemos el brócoli durante 2 o 3 minutos. Retiramos del fuego y escurrimos bien.
  8. Retiramos las cortezas del queso y lo cortamos en taquitos. 
  9. Por otra parte, en un bol, batimos ligeramente los huevos. Añadimos la nata y el perejil picado y mezclamos. Salpimentamos al gusto.
  10. Sobre la masa horneada colocamos los ramilletes de brócoli y espolvoreamos los taquitos de queso. Con cuidado, vertemos la mezcla de nata y huevos.
  11. Horneamos 30-35 minutos a 180ºC (en el horno precalentado).
  12. Retiramos del horno y dejamos enfriar durante unos 5 minutos, después, desmoldamos. Servimos la tarta templada o a temperatura ambiente.


Feliz fin de semana!! =D

8 comentarios:

  1. Me encanta esta tartaaaa!!!! Como podrás comprobar en este enlace de mi blog que te dejo....
    Me gusta mucho lo que veo por aquí, así que me quedo de seguidora, te espero por mi blog si lo deseas, un besote
    http://misscomiditas.blogspot.com.es/2014/04/quiche-de-champinones-y-jamon.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Concepción!! =D
      Me alegro de que te guste mi tarta.

      Yo ya seguía tu blog desde hace tiempo, y está genial. Y la quiche de champiñones tiene una pinta deliciosa.

      Un besazo!! =D

      Eliminar
  2. La verdad es que el brocoli no me gusta demasiado, no es de mis pasiones pero tengo que reconocer que esta tarta tiene un aspecto increiblemente rico...............asique, te aseguro que la probare.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que la pruebes, ya verás como te gusta. Y es que todo el conjunto suaviza mucho la intensidad del brócoli. Además, por dentro está súper cremoso, y la base es una auténtica delicia, con ese sabor a nueces.

      Te animo a que la pruebes!!

      Un beso muy fuerte!! =D

      Eliminar
  3. Menuda como te quedó esta me la agencio también jijiji que maja eres.Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto! Ya nos contarás qué tal. Te recomiendo sustituir la margarina por mantequilla, y queda mucho más rica la masa.
      Un besazo!!!

      Eliminar

Analytics