domingo, 30 de marzo de 2014

Tarta de frutas de temporada (sin azúcar)


He estado echando un vistazo a las últimas publicaciones del blog y me ha sorprendido observar que desde el mes de agosto ¡¡no he publicado ningún dulce sin azúcar!! Por eso, os pido mil millones de perdones. 

Desde los inicios del blog he querido que todas las personas que llegasen a este espacio encontrasen en él todo tipo de recetas, entre ellas postres sin azúcar de lo más apetecibles. Pero a lo largo de los últimos meses no lo he cumplido. Perdonadme, porfi!! =(



Sin embargo, no ha dejado de estar en mi mente. A lo largo de todo este tiempo, he ido recopilando todo tipo de recetas e ideas que se me iban ocurriendo, con el objetivo de ponerlas en práctica algún día. Es por eso que ahora mismo tengo un montón de ideas dulces sin azúcar de lo más prometedoras. =))

La tarta de hoy es una de ellas.


Una tarta ligera elaborada con fruta de temporada o, simplemente, con nuestras frutas favoritas. Para mí, esto es lo mejor, que cada uno puede hacerla a su gusto. Yo he optado por la manzana, la pera, las ciruelas y las uvas; pero podéis utilizar cualquier otra como melocotones, fresas, kiwi, albaricoques, piña... ¡Cualquier fruta que tengáis en casa! 



Además, es sencillísima. Y queda súper jugosa. Una jugosidad que, por cierto, mantiene de un día para otro.

Está buenísima. ^_^

Espero que a vosotros os guste tanto como a mí.



Tarta de frutas de temporada (sin azúcar):

INGREDIENTES (para un molde redondo de 20cm)
  • 325g de fruta variada pelada y troceada. Yo utilicé:
             - 1 manzana
             - 1 pera
             - 1 ciruela roja
             - 14 uvas rojas
  • 4 huevos de la talla L (separadas las yemas de las claras)
  • 100g de margarina, a temperatura ambiente
  • 5-6 cucharadas de edulcorante en polvo (aproximadamente, 9 gramos)
  • 160g de harina
  • 2 cucharadas de leche entera
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180ºC y batimos la margarina con el edulcorante en polvo hasta obtener una mezcla cremosa y suave. Mientras batimos, añadimos las yemas de huevo, de una en una. A continuación, agregamos la leche y batimos; por último, la harina tamizada y mezclamos lo justo hasta que se haya incorporado y no queden grumos.
  2. Por otro lado, batimos las claras de huevo a punto de nieve con una pizca de sal. Añadimos las claras a la mezcla anterior y removemos con cuidado para que no se bajen.
  3. Cubrimos la base de un molde redondo con papel de hornear. Untamos las paredes del molde y la base con margarina y vertemos la masa. 
  4. Repartimos por toda la superficie de la masa los trocitos de fruta y horneamos 1 hora a 150ºC.
  5. Retiramos la tarta del horno, la dejamos reposar unos minutos y, cuando haya templado, la desmoldamos.

ÑAAAAAAAAAAAAAMMM...



Un besazo!!!

2 comentarios:

  1. Una tarta realmente maravillosa, me encantan las frutas en las tartas y esta tiene un aspecto magnífico, estoy segura de que la fruta queda deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar

Analytics