martes, 18 de febrero de 2014

Cupcakes de profiteroles



Os lo dije. Los profiteroles no se iban a quedar sólo en unos sencillos (aunque buenísimos) pastelitos rellenos de nata. El destino -o, mejor dicho, yo misma- les tenía preparado otro fin. 

Aunque solos son un postre sublime, quería algo más. Quería que fueran los protagonistas de unos esponjosos cupcakes de chocolate.

¿A que tienen buena pinta? 





Pues están aún más ricos. La masa de los cupcakes queda súper esponjosa, por el buttermilk. Pero lo mejor, para mí, siguen siendo los profiteroles.



(No sé si es por lo grandes que quedan o por la nata montada y el chocolate fundido, pero a mí me recuerdan a las copas de helado grandotas que sirven en los restaurantes de comida rápida ^_^).

Para hacerlos más festivos los decoré con unas bolitas de colores.



Por hoy no me alargo más, que seguro que estáis deseando saber cómo hacer estos cupcakes.


INGREDIENTES (para 9 cupcakes)
- Para los profiteroles:
Receta de mi mami haciendo clic aquí (si no queréis que os sobren demasiados, haced la mitad y os saldrán unos 12  profiteroles)

- Para los cupcakes:
(Receta adaptada de GoodFood. Yo hice la mitad para que me salieran 9)
  • 55g de margarina a temperatura ambiente
  • 110g de light brown sugar
  • 1 huevo grande
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 105g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • 30g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 100mL de buttermilk

- Para decorar:
  • 200mL de nata montada azucarada
  • Bolitas de colores



PREPARACIÓN
- Para los profiteroles:
Ver receta aquí.

- Para los cupcakes:
  1. Mientras los profiteroles se enfrían, vamos preparando la masa de nuestros cupcakes. Comenzamos precalentando el horno a 180º C y batiendo a velocidad media la margarina con el light brown sugar hasta que blanquee.
  2. Añadimos el huevo y seguimos batiendo. A continuación, agregamos el extracto de vainilla.
  3. Por otro lado, tamizamos juntos la harina, la levadura, el cacao y el bicarbonato. Añadimos esta mezcla a la preparación anterior y batimos a velocidad mínima, lo justo hasta que se incorpore. Por último, vertemos el buttermilk y volvemos a batir a velocidad baja hasta que se incorpore. 
  4. Removemos un poco con una espátula para recoger de las paredes del bol los ingredientes que no se hayan batido bien y rellenamos con esta mezcla 9 cápsulas de papel.
  5. Horneamos 18-20 minutos a 180º C.
  6. Cuando se hayan horneado, los sacamos del horno y los dejamos enfriar por completo.
  7. Una vez fríos, rellenamos una manga pastelera con nata montada y dibujamos con ella un círculo de nata sobre la superficie de la masa. Esto servirá para que los profiteroles no se caigan.
  8. A continuación, sobre el cupcake colocamos un profiterol, lo cubrimos con el chocolate fundido (receta en el post de los profiteroles) y, antes de que el chocolate se endurezca, lo espolvoreamos con unas bolitas de colores.

En un principio, no tenía intención de añadirles las bolitas de colores:



Pero los anima un montón. Y, como so dije, les aporta una apariencia más festiva:




¡Ah!, por cierto, así queda el interior:



Yo me despido hasta el próximo post. ¡Feliz y chocolateado día!


¡Un abrazo!

4 comentarios:

  1. Uma combinação dos deuses.
    O cupcake já é uma delicia depois com o profiterole ficou melhor ainda
    Gostei muito e achei muito original
    bj

    ResponderEliminar
  2. Creo que he muerto con estos cupcakes, te han quedado geniales!!!!
    Un saludo,
    http://cocinaconann.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej La verdad es que están muy buenos.
      Un beso!! =))

      Eliminar

Analytics