miércoles, 20 de noviembre de 2013

Cupcakes de Mon Chéri

¡Qué largo se hace! ¡Todo un año esperando este momento!


Y, al fin, hoy es EL DÍA. ¡¡¡El día en el que publico la primera receta de la temporada navideña 2013-2014!!! =D 

yuuuuuuuuuupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
Pero no os asustéis. Esto no significa que desde hoy y hasta enero vaya a colapsar el blog con recetas navideñosísimas

Para nada.


Precisamente, como no pretendo que, incluso antes de que llegue la Navidad, os empachéis de ella, intercalaré recetas de fiesta con otras aptas para el día a día.

En cuanto a la entrada que inaugura esta nueva etapa, como veis en las fotos, se trata de unos cupcakes. De unos cupcakes muy especiales, sobre todo para mí, porque los protagonistas son los bombones que más me gustan en el mundo!! 

Los Mon Chéri!!!


Bueno, puede que tal vez no sean "los-que-más-me-gustan-en-el-mundo", pero sí unos de los que más, junto con los Ferrero Rocher, los de mousse de chocolate negro de Nestlé, los de naranja y chocolate (también de Nestlé)... y un larguíííísimo etcétera de bombones rellenos (de lo que sea, lo importante es que por dentro tengan algo).



No obstante, como os he dicho unas cuantas líneas más arriba, son unos cupcakes muy especiales porque gracias a ellos he dejado de ser la única que en casa come bombones Mon Chéri. Al fin mi madre y mi abuela se han animado a probarlos!!

(Y después de la experiencia me da la sensación de que, por lo menos, mi abuela, volverá a comer algún que otro bombón más de este tipo).



Por último, acerca de la receta, tengo que deciros que me basé en la de los Cupcakes de chocolate rellenos de mermelada de naranja, y que quedaron geniales. Tan solo les sustituí parte de la leche, tanto del buttercream como de la masa, por kirsch. Por cierto, esta vez me salieron 9 en lugar de 12. Se debe a que rellené un pelín más las cápsulas para que cupiese el bombón sin problemas.

El resultado, ¡¡mucho mejor que los anteriores!! Y es que el toque de licor de cerezas le va genial al chocolate negro, y al cortarlo por la mitad... ¡SORPRESA! 

¡¡Un Mon Chéri, con su cereza y su licor!!



Ñaaaaaaaaaaaaaammmmmmmmmmm

INGREDIENTES (para 9 cupcakes)

- Para los cupcakes:
  • 100g de harina
  • 20g de cacao en polvo sin azúcar
  • 140g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita y media de levadura química en polvo
  • un pizca de sal
  • 40g de margarina a temperatura ambiente
  • 90mL de leche entera
  • 30mL de kirsch
  • 1 huevo
  • 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 9 bombones Mon Chéri
- Para el buttercream:
  • 300g de icing sugar
  • 100g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40g de cacao en polvo sin azúcar
  • 25mL de leche entera
  • 15mL de kirsch
- Para decorar:
  • guindas escarchadas

PREPARACIÓN
- Para los cupcakes:
  1. En primer lugar, precalentamos el horno a 170ºC. Mientras, en un bol grande mezclamos a velocidad baja la harina, el cacao en polvo, el azúcar, la levadura química y la margarina, hasta que la preparación adquiera una textura uniforme. 
  2. Por otro lado, batimos la leche con el huevo y el extracto de vainilla. A continuación, vertemos la mitad de esta preparación sobre la mezcla de harina. Batimos a velocidad alta. Bajamos de nuevo la velocidad y añadimos el resto de mezcla de huevo y leche, y en último lugar, el licor. Y seguimos batiendo durante un par de minutos más o hasta que la mezcla esté homogénea.
  3. Repartimos esta preparación en nueve cápsulas de papel y horneamos durante 22 minutos a 170ºC.
- Para el buttercream;
  1. Con la ayuda de una batidora eléctrica, batimos con la pala el icing sugar, la mantequilla y el cacao a velocidad media. 
  2. A continuación, bajamos la velocidad y vertemos la leche poco a poco, de dos en dos cucharadas cada vez. Y por último, el licor. Batimos a velocidad máxima durante, un mínimo de 5 minutos más para que el glaseado gane en esponjosidad y ligereza.
  3. Rellenamos con el buttercream una manga pastelera, provista de una boquilla de estrella abierta, y la reservamos.
- Para finalizar:
  1. Cuando los cupcakes estén completamente fríos, les hacemos un hueco en el centro con un vaciador de cupcakes o un descorazonador de manzanas, procurando no atravesarlos por completo. Introducimos un bombón en cada hueco y lo cubrimos con la tapadera que acabamos de retirar.
  2. Decoramos con el buttercream y, por último, coronamos con un guinda o un cereza.

Aquí os muestro cómo tiene que quedar el bombón dentro del cupcake:





Muchos besos!!

4 comentarios:

  1. O mon-cheri é dos meus chocolates preferidos .
    Achei estes cupcakes fantásticos ,imagino o prazer a cada dentada.
    Era capaz de comer uns dois jájá
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no puedo resistirme, y me es imposible comer solo uno.
      Jeje
      Un besazo!! =))

      Eliminar
  2. Estos se convertirán en una sorpresa para quien se los prepare. Ya los estoy disfrutando de solo verlos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está genial el encontrar el bombón en el interior.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo!! =D

      Eliminar

Analytics