miércoles, 3 de julio de 2013

Mousse de Fresas y Queso

Con el calorcito van apeteciendo postres refrescantes, esos de dejar hechos con muuucha antelación y poderlos sacar de la nevera bien fresquitos en el momento en que nos plazca. 



Este pasado fin de semana me pasó eso y preparé esta mousse que estáis viendo con unas fresas que había congelado hacía tiempo y un brik de nata, de esos que se quedan en el fondo del frigorífico, de los que no te acuerdas hasta que llega el día en que en la nevera se empieza a atisbar algún claro, ¿sabéis a lo que me refiero, verdad?





Lo cierto es que me alegro de haber dado con ese brik, pues de no ser por ello no me hubiera puesto a pensar en qué hacer con él, y muy probablemente hubiera preparado otro postre completamente diferente.




Para que no quedara un postre demasiado soso, y como llevaba queso cremoso, le hice una especie de "base" (si es que puede llamarse así) de galletas y margarina, esa que es tan habitual ver en las tartas de queso. Una vez sólida, la desmenucé un poco y la coloqué en el fondo de las copas.

Lo bueno es comer la mousse junto con la base de galletas, de tal manera que parece tarta de fresa.

Ñaaaaaaaaaaaaaaammmmmmmm...........





INGREDIENTES, para unas 8 copas bien llenas =D

- Para el fondo o base de las copas:

  • 220g de galletas tipo María
  • 150g de margarina
- Para la mousse de fresas y queso:
  • 500g de fresas
  • 10 hojas de gelatina
  • 300g de queso cremoso
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 500 de nata líquida para montar (35% de materia grasa)
- Para decorar:
  • 8 fresas frescas
  • crocante de almendra



PREPARACIÓN
  1. Triturar con la ayuda de una batidora eléctrica las galletas con la margarina fundida. Colocar esta preparación en el fondo de un molde desmontable o en un aro e introducirlo en la nevera hasta el momento de servir.
  2. Hidratar las hojas de gelatina en agua fría al menos durante 10 minutos.
  3. Mientras, limpiar las fresas y hacerlas puré, añadir las 8 cucharadas de azúcar y el queso cremoso, y seguir triturando.
  4. Escurrir el agua de las hojas de gelatina. Poner a calentar a fuego medio un pequeño cazo y agregarle la gelatina. A continuación, agregar unas cuatro cucharadas de la crema de fresas y queso a la gelatina disuelta y remover. Después, verter sobre el bol grande en el que está toda la crema de fresas. Mezclar bien para que todos los ingredientes se integren perfectamente. Reservar.
  5. Montar a punto de nieve la nata con dos cucharadas de azúcar glas. Mezclar la nata con la crema de queso y fresas con movimientos envolventes e reservar en el frigorífico hasta el momento de servir, al menos 3 ó 4 horas.
  6. Para montar las copas, en primer lugar, con una cuchara, ir sacando trozos de la base de galletas y margarina, y colocarlos en el fondo de las copas. A continuación, añadir la mousse. Sobre ella, un poco de crocante de almendras, y decorar cada copa con una fresa.



8 comentarios:

  1. Uuuuuau que buena pinta!!! Que aspecto por dios!!! Dan ganas de tomar un vasito de estos, uno detrás de otro!! Que rico por dios!!! Y que fotos más bonitas!! Un besito guapa

    ResponderEliminar
  2. Deliciososss!! y muy apetecible ,para la calorcita que ya tenemos.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora solo dan ganas de prepara cosas fresquitas y con las que no haya que encender ni el horno ni la vitro.
      Muchas gracias por tu comentario, Carmen!!
      Un abrazo!! =))

      Eliminar
  3. Adoro mousses e essa ficou uma delicia e sendo de morangos agrada-me.
    bj

    ResponderEliminar
  4. Elena, qué mousses tan impresionantes, anotamos tu receta porque se ven deliciosas!!!

    un abrazo

    ResponderEliminar

Analytics