lunes, 17 de junio de 2013

Arroz en costra (dos versiones: con arroz blanco y con arroz integral)

Inauguramos una nueva semana y en este blog lo hago con una receta de esas que aportan suficiente energía como para empezar con fuerza toda la semana: arroz en costra o arroz con costra. 

El arroz en costra (yo siempre lo he llamado así) es una receta típica de la ciudad de Elche (Alicante). Aunque soy salmantina, para mí no es un plato extraño porque tengo mucha familia allí y siempre que he tenido vacaciones he pasado allí unos cuantos días y cuando visitábamos  o a mis tíos o a mi abuelo siempre teníamos en la mesa este tipo arroz.





Sobre todo, cuando yo era pequeña recuerdo que mi madre la hacía para los días de fiesta. Ahora, ya sabéis, que si mantener el "tipo fino", que si la "operación bikini", que si tengo que entrar en la ropa del verano pasado... al final, un día por otro, se pueden pasar años sin hacer un plato con un índice de calorías y grasas bastante elevado, como es este. No obstante, calorías aparte y operaciones bikini por otro, hay que reconocer que está rico. Sí, sí, está muuuy rico. Por cierto, viendo ahora las fotos me están dando unas ganas de hacer otro arrocito...



Pues eso, después de años sin comer un arroz en costra, el domingo lo hice. La culpa la tuvo un envío procedente de Elche, una caja en la que había ¡¡¡seis fogasetas!!! (mi gran debilidad) y embutido ilicitano para el arroz en costra: blanquito (otra de mis debilidades: yo que no como nada de embutido, a este no me puedo resistir, es mi favorito... ñaaaaaamm), morcillas redonditas (con estas haré otra receta que compartiré en breve con vosotros), morcilla de carne, salchichas blancas y salchichas rojas. Un sabor, el de todo este embutido, que nada tiene que ver con el de aquí y que le da al arroz un toque muy difícil de conseguir si no se le añade el ilicitano.

Como podéis ver en el título de esta entrada, he hecho dos cazuelas: una con arroz blanco redondo y otra con arroz integral, por eso de hacerlo "más sano" jejej   Viendo las fotografías, nadie sería capaz de averiguar cuál es el integral y cuál el blanco, y una vez que se prueba, curiosamente y contra todo pronóstico, está mucho más sabrosa la versión integral.

Para que no resultara liosa la explicación, la preparación la he redactado como si hiciese un perol grande, en lugar de dos pequeños. Si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntármelo.

Por cierto, en este caso, la fuente de mi receta es mi madre. =))




INGREDIENTES (para dos cazuelas de barro medianas)

  • 2 tazas de arroz
  • 4 tazas de agua (si es arroz blanco) o 4 tazas y media (si es arroz integral)
  • medio pollo
  • 150g de magro de cerdo
  • 4 salchichas blancas
  • 4 salchichas rojas
  • 4 rodajas de blanquito
  • 1/4 de una morcilla 
  • azafrán
  • 1 ñora
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • una pastilla de caldo de pollo
  • 6 huevos 


PREPARACIÓN
  1. Salar el pollo. Freírlo en una sartén con aceite de oliva. Pasarlo a una cazuela para después hacer el caldo.
  2. A continuación, freír el magro de cerdo, las salchichas blancas y rojas y la morcilla cortado en rodajas. En una sartén pequeña, freír con un pelín de aceite de oliva la ñora. 
  3. Reservar en un plato: la salchicha roja y la morcilla. El resto de los ingredientes (incluida la ñora) introducirlos en la cazuela con el pollo.
  4. Dar un toque de calor en la sartén a las hebras de azafrán e incorporarlas también a la cazuela.
  5. Verter sobre la cazuela 8 tazas de agua (media más si preparamos arroz integral) y la pastilla de caldo concentrado de pollo. Dejarlo cocer todo de 8 a 10 minutos.
  6. Después de cocido el pollo, retirar los huesos más grandes  para que no ocupe demasiado en el perol de barro.
  7. Si se opta por el arroz blanco bomba, rehogarlo un poco en la cazuela de barro con un poco de aceite de oliva. Si es integral, este paso no habría que hacerlo.
  8. Incorporar el caldo y el resto de ingredientes de esa cazuela a la de barro, en  la que tendremos el arroz. Dejar cocer 10 minutos (si fuera arroz integral, habría que añadir primero el caldo y después el arroz, sin rehogar, y dejarlo cocer cuatro minutos más).
  9. Precalentar el horno a 180ºC.
  10. Cuando queden un par de minutos para que termine el tiempo de cocción en el fuego, añadir la salchicha roja y la morcilla que estaba separada. Batir los huevos y verterlos por encima. 
  11. Subir la temperatura del horno a 200ºC e introducir en él la cazuela de barro.
  12. Esperar el tiempo necesario hasta que se cuaje el huevo y el arroz esté en su punto.
  13. Dejarlo reposar unos minutos antes de servir.

Versión con arroz bomba tradicional:





Versión con arroz integral:



2 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene, me dan ganas de comerlo solo con mirar la foto
    me quedo con la receta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Norma. Se agradecen mucho.
      Un abrazo!! =))

      Eliminar

Analytics