miércoles, 27 de marzo de 2013

Crujientes de Espinacas con Requesón (Thermomix)

Me encantan las recetas en las que hay que amasar y/o hacer formitas con la masa y rellenar. No suelo hacerlas mucho por falta de tiempo. Pero cuando tengo tiempo... preparo aperitivos como estos.



Como he dicho, la de hoy es una receta ideal para preparar con tiempo y tranquilidad. Perfecta para hacer estos días de fiesta en los que la lluvia está siendo y seguirá siendo la protagonista.

Os explico, se trata de unos triángulos de pasta brick, muy crujientes por fuera, y rellenos de una deliciosa mezcla de espinacas, pasas, piñones y requesón. Están hechos al horno, con lo que nos ahorramos la grasa que normalmente adquieren aperitivos de este tipo cuando se fríen en aceite. 

Además, creo que puede ser una buena manera de que aquellas personas que tengamos en casa a las que no les gusta mucho el verde, coman verdura (en este caso espinacas, que no suelen ser muy atractivas). Los piñones y las pasas le dan un sabor muy rico (los considero el mejor complemento para las espinacas), y el requesón enriquece y de consistencia al relleno.

Esta ha sido una adaptación de la receta de "Crujientes de espinacas con roquefort" de la revista "Thermomix Magazine" número 50. 


INGREDIENTES (para 24 unidades)

  • 100g de aceite de oliva virgen extra
  • 60g de pasas sultanas
  • 60g de piñones
  • 400g de hojas de espinacas frescas
  • un pellizco de sal
  • 150g de requesón
  • 1 paquete de pasta brick
  • margarina fundida (para pintar la masa)
  • 1 huevo batido (también para pintar)
  • semillas de sésamo negro (para decorar)



PREPARACIÓN
  1. Introducir en el vaso del Thermomix los 100g de aceite junto con las pasas y los piñones. Programar 4 minutos, Varoma, velocidad cuchara.
  2. Agregar poco a poco las espinacas y la sal. Programar 2 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Puede que, transcurrido el tiempo, no se rehoguen todas las espinacas por igual, con lo que será necesario remover con una espátula las espinacas y volver a programar otros dos minutos.
  3. Añadir el requesón desmenuzado y mezclar con la espátula. Volcar el contenido sobre un colador y escurrir el líquido.
  4. Precalentar el horno a 180ºC.
  5. Cortar la pasta brick en tiras de 5 ó 6 centímetros y pintarlas con margarina con la ayuda de un pincel. (En mi caso, la masa era redonda, por lo que tuve que recortar los bordes  para que tuviera forma cuadrada. Luego, corté las tiras). ---Si seguís leyendo, veréis lo que hice con esos recortes que, por supuesto, no los tiré---
  6. En el extremo de cada tira, poner una cucharada de la mezcla de espinacas rehogadas y requesón (¡que no esté muy llena, que si no se saldrá el relleno!), de modo que quede cubierto solo un ángulo de la tira.
  7. Doblar la masa en triángulos sobre sí misma hasta acabar con la tira. Repetir con el resto de masa y relleno.
  8. Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Pintarlos con huevo batido y espolvorearlos con semillas de sésamo.
  9. Hornear durante 10 minutos a 180ºC o hasta que estén bien doraditos y crujientes.




Después de haber llegado hasta aquí, tal y como os prometí, os enseño lo que hice con los recortes...



Lo sé, no es gran cosa, pero aproveché el relleno que sobró y los recortes de masa brick para hacer unos cuadraditos. =))

4 comentarios:

  1. JAJJAJ...ESA PASTA BRICK, ES UNA PASADA, PERO MIRA KE ES ENGORROSA LA PUÑETERA.. TAN KEDAO DE LUJO.. COMO TODO LO KE HACES..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. =)) Sí, tienes razón, es un masa un poco puñetera, se rompe fácilmente y además se seca en seguida. Pero una vez horneada está de un crujiente... ñam, ñam.

      Me alegro de que te haya gustado la receta!! Y muchas gracias por comentar!! =))

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. me encanta esta receta
    http://mipequeyacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Analytics