jueves, 30 de agosto de 2012

Tarta de leche merengada con canela y frutas del bosque

Hay que ver lo que en verano nos gustan las tartas fresquitas y más aún si para hacerlas no tenemos que utilizar el horno. Y aunque al buen tiempo le queden las semanas contadas, todavía se puede aprovechar para hacer esta tarta para comer bien fresquita.
Tengo que decir que la receta la he copiado tal cual del blog Dulces Frivolidades, un blog más que recomendable, en el que encontraréis unas tartas para chuparse los dedos, muy originales y con una pinta exquisita (del tipo de las que a mí más me gustan). Ejemplo de lo que digo es esta que descaradamente he copiado ;)  Pero hay una tarta de higos excelente, otra de crema catalana con yema tostada con una presentación de diez, la de mascarpone con arándanos, magnífica; y así podría seguir hasta mencionar todas las recetas. La tarta original la podréis encontrar haciendo click aquíLo que me llamó especialmente la atención de esta receta fue la base de galletas. No es la típica con galleta maría o digestive, sino que se utilizan napolitanas de canela y chocolate en polvo.
Me ha gustado tanto, que lo único que he cambiado ha sido la presentación. Además de los frutos rojos he empleado canela en polvo, le da un pelín más de sabor a canela, y barquillos. Lo de los barquillos ha sido una idea de mi madre. Es el acompañamiento que empleaba mi bisabuela para tomar leche merengada. Para mí, de todas las tartas que he hecho, la más rica. Perfecta.



INGREDIENTES

- Para la base:
  • Un paquete de napolitanas de canela
  • 125g de margarina derretida (utilicé una que venden con sabor a mantequilla)
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo sin azúcar
- Para la tarta:
  • 1L de leche entera
  • 100g de azúcar blanco 
  • 3 cucharadas de harina fina de maíz
  • 2 cucharadas de harina blancade trigo
  • 2 huevos (tamaño L)
  • 15g de margarina
  • 2 ramas de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • la corteza de un limón
- Para decorar:
  • Frambuesas, arándanos y moras
  • Canela en polvo
  • Barquillos



 PREPARACIÓN
  1. Hacer polvo las galletas y mezclarlas en un bol grande con el cacao en polvo y la margarina derretida.
  2. Cubrir la base de un molde desmontable de 23 centímetros de diamétro con esta preparación, aprentando bien. Reservar en el frigorífico.
  3. Mientras, en un cazo, calentar la leche con el azúcar, las ramas de canela, la vaina de vainilla y la corteza de limón a fuego lento hasta que empiece a hervir removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  4. Retirar del fuego y dejar entibiar. Sacar la canela, la vainilla y la cáscara del limón.
  5. Separar una taza de leche y reservarla.
  6. Poner, de nuevo, el resto de la leche a calentar pero en este caso junto con los 15 gramos de margarina. Sacar las semillas de la vainilla y añadirlas también.
  7. Verter en un bol la leche apartada y diluir en ella la harina fina de maíz y la harina de trigo. A continuación, añadir los dos huevos. Mezclarlo todo bien.
  8. Añadir esta mezcla poco a poco a la leche que está al fuego removiendo enérgicamente con las barillas.
  9. Seguir batiéndolo todo sin parar hasta que la mezcla espese y procurando que no se pegue ni queden grumitos.
  10. Cuando esté espeso y a punto de hervir, retirarlo del fuego y verter sobre la base de galletas.
  11. Dejar enfriar a temperatura ambiente y cuando se haya enfriado del todo, introducir en la nevera al menos 24 horas.
  12. Retirar el aro del molde y servir decorado con frambuesas, arándanos, moras y barquillos. Espolvorear con canela en polvo.

sábado, 25 de agosto de 2012

Espirales integrales con Berenjena y galleta de Parmesano

Las platos de pasta no siempre tienen que ser pesados, también se pueden hacer preparaciones con verduras y sin salsas, las principales culpables de que las calorías de las recetas de pasta se disparen.
Hoy os propongo una receta de pasta en versión integral, con mi verdura favorita, la berenjena, y ¡sin salsa! Para esta preparación me basé en la de El Toque de Samantha de Pasta integral con calabacines dorados y parmesano. Yo le di una vuelta y en lugar de macarrones he utilizado espirales integrales; y en vez de calabacín, berenjena. He variado las cantidades para adaptarlas a mi gusto. Pero lo que no he podido cambiar ha sido el acompañamiento: un crujiente de parmesano. Le va especialmente bien y además es súper fácil de hacer. De todas maneras, es absolutamente prescindible. El parmesano es un queso bastante graso y si estáis llevando a cabo una dieta de adelgazamiento perfectamente podéis no hacer la galleta, que la pasta sólo con la berenjena y un pelín de queso por encima está deliciosa. Si os agrada esta verdura, seguro que os gustará esta sencilla manera de comer pasta, y además integral, mucho más sana.
Con las cantidades que aquí os pongo os saldrán dos raciones grandes (para hacer plato único) o tres normalitas (un primer plato).



INGREDIENTES 

  • 250g de espirales integrales
  • 1 berenjena
  • 30g de parmesano rallado
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra (lo necesario como para cubrir el fondo de una sartén y un chorrito más para cocer la pasta)
- Para las galletas de parmesano:
  •  40g de parmesano rallado (unos 10g por galleta) 



PREPARACIÓN
  1. Poner a cocer el agua de la pasta con un poco de aceite de oliva y sal. Cuando rompa el hervor, echar las espirales y dejarlas cocer durante 10 minutos (o el tiempo que figure en el envase).ç
  2. Mientras, lavar la berenjena y cortarla en rodajas finas para que no tarde demasiado en hacerse.
  3. Cubrir el fondo de una sartén grande con aceite de oliva virgen extra y ponerlo a calentar.
  4. Añadir las láminas de berenjena a la sartén y dejarlas que se vayan haciendo hasta que se queden blanditas. Una vez listas, reservarlas.
  5. Cuando la pasta esté cocida, escurrirla, y volvemos a añadir las espirales a la misma cazuela en la que las hemos hervido junto con las rodajas de berenjena . 
  6. Mezclarlo todo con ciudado de no romper la berenjena. Reservar.
  7. Galletas de parmesano: Calentar una sartén sin nada. Cuando empiece a humear echar como unos 10 ó 12 gramos de parmesano rallado. Dejarlo hacer por uno de los lados y cuando se empiece a despegar, darle la vuelta. Y dejarla hacer por el otro lado.
  8. Servir la pasta, espolvorearla con un poco de parmesano rallado y acompañarla con una o dos galletas de parmesano.



La galleta de parmesano:

 

viernes, 24 de agosto de 2012

Canapés de Merluza con gratinado muy crujiente

Unos deliciosos canapés de pescado, perfectos para presentarlos junto a otros para nuestros invitados. Son gratinados, pero en lugar de utilizar queso, he empleado salsa ligera y pan rallado. Le proporciona un toque distinto y un crujiente que no se logra con el queso. Yo los he preparado con un lomo de merluza hervido con un poco de cebolla, perejil, un ajo, sal, laurel y un chorrito de aceite de oliva virgen, pero perfectamente podéis utilizar cualquier pescado que os haya sobrado o que hayáis utilizado para hacer un caldo... lo que tengáis. Le puse tomate frito. Le da color y su sabor va de maravilla con la merluza hervida. Esta receta también es una buena manera de que los niños coman algo de pescado. Entre el crujiente de la tartaleta y el gratinado no se darán ni cuenta de que están comiendo merluza, panga, lenguado... o cualquier otro producto del mar, río o piscifactoría que utilicéis.






INGREDIENTES (para 16 canapés):
  • 16 mini tartaletas de canapé
  • 2 lomos de merluza congelados hervidos con un cebolla, un ajo, una hoja de laurel, unas ramitas de perejil fresco, sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 100g de salsa de tomate estilo casero
  • salsa ligera
  • pan rallado
  • perejil picado seco

PREPARACIÓN
  1. Hervir la merluza y dejarla templar.
  2. Separar con cuidado las lascas de los lomos y llenar ellas las tartaletas.
  3. Añadir como media cucharadita de salsa de tomate sobre la merluza.
  4. A continuación, cubrir con salsa ligera el pescado y espolvorear con un poquito de pan rallado.
  5. Introducir en el horno a 190ºC hasta que el pan esté doradito, procurando también que las tartaletas no se quemen.
  6. Por último, decorar con un poco de perejil picado seco.


sábado, 18 de agosto de 2012

Crumble de Manzana y Frutos Rojos

Llevaba bastante tiempo con ganas de preparar un crumble, y hace unas semanas, viendo Canal Cocina dí con el programa "El toque de Samantha", e hizo un crumble tan sencillo y con tan buena pinta que no dudé en guardarlo entre mis recetas pendientes. Aproveché que ahora es buena época para comprar frambuesas, arándanos y moras frescas, y esta semana lo hice. De aspecto quedó muy bien, nada más hay que ver las fotos (yo creo que hablan por sí mismas). Y el sabor, fantástico. Destaca el contraste del amargor y jugosidad que adquieren las frutas rojas al cocerse en el horno con el dulzor y el crujiente de la capa superior.
Yo hice la mitad de cantidad, aunque varié algunas cosillas, y me salieron dos raciones muy cumplidas. En la receta que comparto con vosotros os pongo las cantidades y la manera cómo yo lo hice.
Si queréis, podéis ver la receta original haciendo click aquí, donde además encontraréis el fragmento del programa "El toque de Samantha" en el que prepara este crumble.
A mí me ha encantado, tanto que mañana mismo lo repito.



INGREDIENTES (para 2 raciones grandes):

- Para la capa crujiente:

  • 90g de harina
  • 60g de margarina a temperatura ambiente
  • 75g de azúcar blanco
- Para el relleno de frutas rojas:
  • 2 manzanas Golden grandes
  • 50 de frambuesas frescas
  • 40g de moras frescas
  • 65g de arándanos frescos
  • 4 fresones (yo utilicé de los que guardé en el congelador antes de que terminara la temporada)


PREPARACIÓN
  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Pelar y cortar en trozos desiguales la manzana. Colocarla en el fondo de la/s fuente/s en la/s que lo vayamos a presentar.
  3. Cortar en cuartos las fresas y añadirlas junto a la manzana.
  4. Agregar junto al resto de las frutas las frambuesas, moras y arándanos. Mezclarlas un poco para que se repartan todas por toda la fuente. Reservar.
  5. A continuación, preparamos la capa crujiente. Para ello, mezclar la harina, la margarina y el azúcar con los dedos, haciendo como migas.
  6. Repartir esta preparación sobre las frutas, procurando que no quede una masa lisa, sino como "grumosa".
  7. Introducir en el horno durante 45 minutos a 180ºC, o hasta que esté la superficie bien dorada.








Antes de cubrirlas con la masa. Un colorido espectacular, ¿verdad?


Y después de hornear el crumble:




domingo, 12 de agosto de 2012

Pastel frío de Salmón

Con el calor tan espantoso que está haciendo estos últimos días lo único que apetece tener en la mesa es algo fresquito. Y más aún si es una comida que no requiere cocción, la podemos tener hecha con bastante antelación, y la almacenamos en el frigorífico para tenerla bien fresquita cuando llegamos a casa. Con todo, qué mejor que este pastel de salmón que comparto hoy con todos vosotros. 
Creedme que no exagero si digo que llevo desde el pasado verano con ganas de elaborar un pastel tipo sándwich, como este. Y además de salmón, me apetecía mucho. No sé si conocéis esos pasteles tipo sándwich del supermercado de El Corte Inglés, pues me encantan, debido a su precio, no los compro todo lo que me gustaría, así que cuando voy al súper de este centro comercial y los veo me digo "no lo llevo, si total con un poco de ganas seguro que lo puedo hacer y me ahorro un dinerillo". Pues no hace mucho tiempo di por casualidad con el blog El Puchero de Morguix y por casualidad también con esta receta: pastel frío de salmón. Era lo que quería, y el encontrarme con esta preparación tan sencilla y encima paso a paso me animó a hacerla. Tengo que decir que la presentación es espectacular. En cuanto al sabor, a quien le guste el salmón, le encantará. Además, yo en mi afán por conseguir un pastel lo más parecido posible al de estos grandes almacenes, lo rellené solo de salmón, lechuga, huevo y pepinillo bien picado. 
Al final, el sabor, para mí perfecto. Para llevar tanta cantidad de salmón, está bastante suave. Por último, os recomiendo que lo preparéis con bastante antelación. Cuanto más tiempo pase, más rico y con un sabor mucho más homogéneo. Un día y medio es suficiente.






INGREDIENTES 

  • 450g de salmón ahumado en lonchas (Unos 350g son para cubrir el molde, el resto son para el relleno)
  • 8 rebanadas de pan de molde integral (es el total que he utilizado, pero 3 las corté del tamaño necesario para adaptarlas al tamaño de mi molde)
  • 2 cogollos de lechuga
  • 2 huevos cocidos
  • Pepinillos (al gusto). Yo empleé unos 10 de tamaño pequeño
  • Mahonesa ligera
  • Margarina
- Para decorar:
  • huevos de codorniz cocidos
  • salsa rosa
  • lechuga cortada en juliana
  • pepinillos cortados en diagonal



PREPARACIÓN 
  1. En primer lugar, pintar con margarina con la ayuda de un pincel de silicona un molde rectangular (el que yo utilicé es uno de silicona dura, creo que se llaman "crystal", si no me equivoco).
  2. A continuación, cubrir el interior del molde con las lonchas de salmón, procurando que sobre por fuera para que al final podamos cerrarlo. Reservar.
  3. Retirar la corteza a las rebanadas de pan de molde y untarlas de mahonesa ligera. La base del molde cubierto con salmón, cubrirla con una capa de pan con la mahonesa ligera hacia arriba. Reservar.
  4. Ahora, preparamos el relleno: Picar bien el huevo, los pepinillos, los cogollos de lechuga y el salmón. Mezclarlo todo y añadir unas cucharadas de salsa ligera para amalgamar los ingredientes.
  5. Añadir la mitad de la mezcla anterior al molde, por encima del pan que anteriormente habíamos colocado.
  6. Sobre la mezcla, colocar dos rebanadas y media más de pan untadas con mahonesa ligera.
  7. A continuación, el resto de mezcla añadirla sobre el pan.
  8. En último lugar, colocar sobre el relleno otra capa más de pan untado en salsa ligera (en mi caso, dos rebanadas y media más, y colocarlas con la mahonesa hacia arriba).
  9. Para terminar, colocar hacia dentro las lonchas de salmón que habíamos dejado por fuera y rellenar con alguna loncha más hasta cubrir lo que será la base de nuestro pastel.
  10. Introducirlo en la nevera y dejarlo reposar un mínimo de 24 horas.
  11. Desmoldarlo y decorarlo con unas mitades de huevos de codorniz cocidos y un hilo de salsa rosa. Acompañarlo de unas hojas de cogollo cortadas en juliana y pepinillos cortados en diagonal.





jueves, 9 de agosto de 2012

Ensalada de Patatas, Queso, Manzana y Nueces

En verano, con las altas temperaturas, propias de la época, uno de los platos estrella y que siempre apetecen son las ensaladas. Pero, a veces, nos cansamos de comer la clásica con lechuga, tomate, aceitunas y poco más. Por ejemplo, las patatas cocidas son un buen ingrediente, ligeras y con vitamina C. Si además le añadimos un poquito de queso semicurado, unos tomatitos y la frescura de unos taquitos de manzana, tendremos una combinación excelente. Pues eso es lo que yo he hecho, una ensalada con una base de patata cocida y lechuga a la que le he añadido manzana, huevo cocido, nueces, tomatitos...
¡Buenísima ensalada! ¿A que tiene buena pinta? Aquí os dejo cómo la he hecho...





INGREDIENTES (para 3 personas):

  • 250g de ensalada primavera (lechuga iceberg, zanahoria rallada y lombarda)
  • 3 patatas cocidas con piel (de tamaño mediano)
  • 1 manzana
  • 100g de queso semicurado
  • 2 huevos cocidos pequeños
  • 6 tomatitos cherry
  • 40g de nueces peladas
  • pasas
- Para el aliño:
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Picual
  • 1 cucharada de vinagre de módena
  • 1 cucharada sopera de queso cocina tipo Azul


PREPARACIÓN
  1. Cuando las patatas estén frías, retirarles la piel y cortarlas en rodajas de medio centímetro, aproximadamente.
  2. Lavar bien una manzana y cortarla en tacos de un centímetro. Mezclarla con la ensalada y reservar. Pero, dejar algún taquito para añadirlo después, por encima.
  3. Cortar el queso en trozos que no sean demasiado pequeños. Reservar.
  4. Picar bien finitos los huevos cocidos y reservar.
  5. Lavar los tomatitos y cortarlos por la mitad. Reservar.
  6. Para montar la ensalada, en primer lugar, colocar en el fondo de una fuente plana las patatas. 
  7. Sobre ellas, la lechuga con la manzana.
  8. A continuación, añadir las pasas al gusto y los trozos de queso. 
  9. Después el huevo cocido picado, los taqcos de manzana que habíamos reservado al principio y las nueces. 
  10. En último lugar, colocar las mitades de los tomatitos cherry de manera decorativa.
  11. Mezclar los ingredientes del aliño y añadirlo por encima.



miércoles, 8 de agosto de 2012

Enrejado para empanada (paso a paso)

La entrada de hoy es un paso a paso sobre cómo hacer un enrejado para las empanadas. Se lo dedico a Escuciplando que en la receta de la empanada cremosa de bechamel, jamón y Havarti  me preguntó acerca de cómo había hecho la decoración. 
Este fin de semana volví a hacer la empanada, es la misma, pero la preparé en versión integral. Para ello, tan solo sustituí la misma cantidad de harina blanca de trigo por la de tipo integral. Acerca del resultado, tengo que decir que queda mejor con la harina refinada. Con la integral también está rica, pero resulta algo menos crujiente. 
Este es el primer paso a paso que hago, espero que quede bien explicado y os sirva.

Este es el resultado que buscamos:



En primer lugar, colocamos tiras de masa paralelas en diagonal ocupando toda la superficie del relleno, procurando que sean bien largas y sobre por los lados de la empanada:

De una de las esquinas,retiramos hacia atrás tres tiras alternas:

Sobre las tiras de masa que hemos dejado sobre el relleno de nuestra empanada, colocamos una tira del tamaño necesario:

Las tiras que habíamos retirado, las volvemos a colocar sobre la tira pequeña. De este modo obtenemos la primera rejilla:

Para realizar la segunda rejilla, retiramos hacia atrás tiras alternas, pero las contrarias a las que antes habíamos retirado:

Volvemos a colocar otra tira sobre las que hemos dejado sobre el relleno de empanada:

Las tiras de masa retiradas, las volvemos a colocar sobre la tira que hemos colocado anteriormente:

De nuevo, retiramos de manera alterna las tiras de masa contrarias a las que en el paso anterior habíamos retirado:

Volvemos a cortar otra tira de masa del tamaño deseado y la colocamos sobre las tiras que hemos dejado sobre el relleno:

Las tiras que tenemos retiradas las colocamos sobre el relleno. Ya tenemos tres rejillas:

Repetimos la misma operación hasta completar toda la superficie:




Así, estaría cubierto todo el relleno:

Enrollamos sobre sí mismos los bordes de empanada y la parte de las tiras de masa que nos han sobrado:

Pintamos con huevo batido e introducimos en el horno:

Y este es el resultado:

Este es el primer paso a paso que hago, espero que hayan quedado claros los pasos. Ya me contaréis qué tal os sale.

Analytics