lunes, 20 de febrero de 2012

Pastel crujiente de Salmón y Bacalao

Es por todos reconocidos los beneficios que aporta el comer pescado varias veces por semana; sin embargo, no se suelen comer las raciones adecuadas. Por lo menos a mí me resulta difícil comer cualquier pescado, lo intento disfrazar, pero me puedo pasar semanas enteras sin tomarlo. Por eso, en cuanto encuentro alguna preparación como la que hoy os muestro intento probarla e intentar solucionar mis problemas con el pescado. Para este pastel me inspiré en una receta de Canal Cocina que encontraréis aquí. No obstante, a la que yo he preparado le he realizado bastantes cambios, para hacerla como a mí me gusta. Además, cuando vi el programa no me quedaron bien claros ni los pasos ni los ingredientes, y me liéAquí os la muestro. Espero que os guste, porque desde luego la pinta es buena, pero os aseguro que el sabor es muy rico. En cuanto a la masa, se trata de masa quebrada, podéis comprarla hecha; sin embargo, yo prefiero hacerla en casa, la hago con la receta del libro Imprescindible de Thermomix. 
Y por último, sobre el relleno, pues está muy bueno, qué os voy a decir. En principio, iba a prepararlo con salmón y merluza, pero al no haber merluza en la pescadería, opté por el bacalao y resultó muy bien. De hecho, lo volví a preparar y volví a hacerlo con bacalao. A ver qué os parece...





INGREDIENTES

  • Masa quebrada
  • 2 rodajas grandes de salmón fresco
  • 2 cebolletas medianas
  • 250g de champiñones frescos
  • margarina
  • 500 mL de bechamel (aproximadamente)
  • 500g de bacalao fresco limpio
  • 200mL de nata líquida para cocinar (18% materia grasa)
  • sal 
  • pimienta



PREPARACIÓN
  1. En primer lugar, preparar la masa quebrada, yo hice la del libro Imprescindible de Thermomix. Colocarla sobre un molde rectangular, dejando bordes largos por fuera para cerrarlo con ellos.
  2. Mientras, preparar el relleno. Para ello, lavar y picar las cebolletas y los champiñones. 
  3. Rehogar en una sartén con margarina las cebolletas y los champiñones picados hasta que empiecen a ablandarse.
  4. Añadir el salmón limpio y cortado en cuadrados a la sartén. Seguir rehogándolo todo. Por último, añadir la nata. Apartar del fuego y reservar.
  5. A continuación, cortar en trozos pequeños el bacalao limpio. Mezclarlo con la salsa bechamel.
  6. Extender esta mezcla de pescado y bechamel sobre la masa que ya tenemos colocado sobre el molde.
  7. Sobre esta capa, añadir la mezcla de salmón, champiñones y nata.
  8. Cubrir esta última capa con los bordes largos que habíamos dejado que sobresalieran del molde. Juntar las dos partes de masa.
  9. Introducir el pastel en el horno a 200ºC durante aproximadamente una hora.
  10. Sacar del horno, dejar enfriar y servir decorado con unos pistachos y hojas de lechuga.
  11. Es mejor que lo dejéis enfriar o que lo preparéis la víspera. Y que antes de servirlo lo calentéis un ratito en el horno.




Me sobró un poco de masa y de las mezclas, así que lo aproveché (que no están las cosas como para tirar nada...) e hice uno más pequeño. Con este no pude esperar a que se enfriara, así que lo abrí casi inmediatamente después de sacarlo del horno, por eso se ve menos cuajado que el anterior, es por eso por lo que os recomiendo que lo hagáis la víspera (si es que os podéis resistir a no probarlo recién sacado del horno). Por cierto, es mejor que antes de comerlo si lo vais a tomar caliente lo calentéis en el horno para que siga crujiente. Si optáis por el microondas se ablandará la masa y perderá ese toque crujiente de la superficie que va tan bien con un relleno tan jugoso.


1 comentario:

Analytics